fbpx

Your address will show here +12 34 56 78
PODCAST

Hoy ponemos encima de la mesa la uva embolasada de mesa del Vinalopó.

Una uva de mi tierra, Alicante, con Denominación de Origen Protegida que está de temporada y es toda una delicia.

Soy Adriana Belmar y estoy encantada de saludarte de nuevo, en este mi pequeño espacio en el aire donde hablamos de gastronomía. Si te apetece descubrir esta uva, quédate que empezamos.

La uva es una fruta que, lejos de quedarse solo para las doce campanadas, forma parte de nuestra historia como mediterráneos. Aunque en el pasado cargó con el estigma de fruta con alto índice glucémico, se ha demostrado que esta baya es muy nutritiva y saludable y como confirma la OMS, su consumo habitual es recomendable.

Como sabéis, están las uvas negras y las blancas. Más dulces, con la piel más fina o más tersa. Las que se destinan a hacer vino y las que se ponen encima de la mesa para consumir frescas. En definitiva, hay numerosas variedades de uva, pero en esta ocasión vamos a hablar de una uva de mesa excepcional, y única, podríamos decir, de mi tierra Alicante.

¿Pero que la hace realmente una uva diferente con DENOMINACION DE ORIGEN PROTEGIDA?

La particularidad de esta uva es que se añade un bolso de papel a cada racimo con el fin de crear un pequeño invernadero y así conseguir un producto de diez. Este pequeño bolso hace que todas las uvas queden protegidas de igual manera del sol y de cualquier inclemencia meteorológica. Un trabajo, el de embolsar, que se hace manualmente igual que la recogida de cada racimo. Este bolso, retrasa la maduración unos treinta días y hace que el grano coja un color uniforme, suavemente dorado y con un ligero sabor a moscatel, tal y como se explica en la página web de la uva del Vinalopó.

 

Y para hablar de ello, de la recogida de este manjar y sobre cómo es el trabajo en el campo, tengo aquí a Celia Martínez, ella viene de familia de agricultores y de Monforte del Cid, uno de los 7 municipios que conforman el valle del Vinalopó y donde se produce esta uva. Como apunte y antes de saludarle, deciros que La superficie amparada por la DO Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, abarca alrededor de 1.600 hectáreas en los municipios de Agost, Aspe, Monforte del Cid, Novelda, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes y La Romana en la provincia de Alicante.



También quiero presentaros a Jana Segura, de Oro Rojo Comunicación, ella está encargada de llevar a cabo esta acción de divulgación de la uva embolsada y con ella hablaremos precisamente de esto, de la importancia de estas acciones para dar a conocer estos productos.


2

recetas
PAN BAO CASERO, ESPONJOSO Y RICO 

Lo prometido es deuda y aquí tienes la receta de los panecillos al vapor. La semana pasada te dejaba en el blog de TR3S COCINA el relleno de este bocadillo asiático. Una panceta súper aromático, jugosa y blandita de lo más deliciosa.

Así que, sin más dilación, te dejo esta receta de Joan Roca, que es la que hago yo siempre y no falla.

¡Vamos a ello!

RECETA DE RELLENO PARA BAO 

INGREDIENTES PARA 4 BAOS

25g de agua

6g de levadura fresca

2g de levadura en polvo

125g de harina de trigo de uso común

10g de azúcar

45g de leche

12g de aceite de girasol

1g de sal








1º. En un vaso, mezcla el agua con la levadura fresca hasta que ésta se diluya bien.

2º. En un bol mezcla todos los ingredientes más el vaso de agua con la levadura.

3º. Cuando veas que tienes una masa fácil de manejar, pásala a tu plan de trabajo o tabla de cocina para darle un amasado suave.

4º. Cuando tengas la masa lisa y homogénea, tápala bien y deja reposar durante 1 hora.

5º. Amasamos de nuevo y formamos pequeñas bolas del mismo tamaño y peso. TIENES LA VIDEORECETA EN LAS RRSS DE TR3S COCINA

6º. Estiramos cada bolita con el rodillo de manea que nos queda un óvalo. Pintamos uno de los extremos con aceite y doblamos formando el bocadillo. Si no pintas con aceite, cuando lo dobles se te pegarán los dos extremos.

7º. Repite el proceso con las bolitas y ponlos en tu vaporera para cocinarlos durante 5’

¡YA LOS TIENES!  

Panecillos al vapor caserosPan bao casero
Gua bao casero

0

recetas
GUA BAO, UN ESPECTACULO DE SABOR 

Ya podemos apreciar en Barcelona diferentes restaurantes cuya especialidad son los baos, esos panecillos al vapor rellenos de suculentas carnes y hierbas aromáticas.

Estos panes son blanquitos muy suaves y esponjosos y como te decía se cocina al vapor para después rellenarlos de diferentes carnes normalmente muy especiadas que se acompañan con cilantro y pepino para aportar ese toque fresco que contrasta con el sabor más contundente de dichas carnes.

La verdad es que, aunque me gustan mucho, no puedo decir que haya encontrado un sitio donde los hagan espectaculares. Así que creo que la mejor opción es hacerlos en casa ya que son muy sencillos.

 

Aunque hablamos de cocina asiática vamos a situar un poquito más uno de los baos más conocidos y que más gustan y, por supuesto, el que te traigo yo hoy: el GUA BAO, que es uno de los clásicos de Taiwán.

 

A continuación, te dejo la receta completa del relleno de este delicioso bocadillo al vapor. Pero no quites ojo, porque pronto te compartiré la receta del pan.

Ponte manos a la obra y disfruta de un recetón de la mano de Joan Roca (con alguna toque de TR3S COCINA) que no t dejará indiferente y que quería compartir contigo.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

400g de panceta

400g de agua

125g de salsa de soja

75g de azúcar

115g de cebolla

3-4 dientes de ajo

2g de jengibre fresco

½ ramita de canela

2-3 anís estrellado

5g de pimienta negra

Cilantro

15g Pepino

Coco deshidratado para decorar o cacahuetes tostados



1º. En una olla vamos a sellar la panceta por las dos caras. Cuando coja color retírala de la sartén y reserva.

2º. Añade un par de cdas. de AOVE o aceite vegetal y rehoga los dientes de ajo finamente cortados y la cebolla cortada en juliana.

3º. Añade los siguientes ingredientes: la panceta, las especias, el agua, la salsa de soja, el azúcar.

4º. Cocina durante 1h15 aproximadamente a fuego medio. Verás que la salsa irá reduciendo y se quedará como una especie de caramelo delicioso.

5º. Rectifica de sal, por si hiciera falta. Haz tus panecillos al vapor y rellénalos con esta panceta exquisita.

¡Y A DISFRUTAR!

Tienes la video receta en las RRSS de TR3S COCINA

Bao casero relleno de panceta
Panceta estilo taiwanés

Bao relleno

0

PODCAST

El episodio de hoy de ¡A LA MESA! me hace particular ilusión por la invitada que os presentaré a continuación. Aunque si soy sincera, cada podcast es un regalo para mí.


Preparo todos con mucha ganas de compartir los temas que voy descubriendo y a las personas que me voy encontrando en este camino, como en el caso de Alba Riba. 

Ella es acupuntora y me consta que una disfrutona del buen comer, punto que nos une. Además de una profesional estupenda llena de cariño y buena energía.

Y precisamente por todo el conocimiento que reúne (que es fascinante) decidí invitarla al podcast de TR3S COCINA para charlar sobre la alimentación según la medicina tradicional china. Y, aunque te pueda parecer que no tiene nada que decir, te invito a que escuches este capítulo con mucha atención.

Para entender la alimentación según la medicina tradicional china nos harían falta muchas horas de podcast, pero empezaremos por el principio: 

¿Cómo influyen los alimentos en nuestro organismo?

¿Qué puntos tenemos en común la dieta Mediterránea y la cultura china?

Aprenderemos conceptos como la fitoterapia y disfrutaremos escuchando a Alba Riba y todo lo que tiene que contarnos. 

¡Gracias por estar ahí un jueves más! nos vemos la próxima semana con más gastronomía y más invitadas.

1

PODCAST




Cada año se celebra la gala de la Guía Michelín con el objetivo de revalidar las estrellas que se repartieron en el pasado y, por supuesto, de dar nuevas ilusiones a los chefs de nuestro país y Portugal. Aunque para muchos pase desapercibido este evento, es todo un acontecimiento para la gastronomía y no solo a nivel nacional. 


Ya lo decíamos en el programa anterior de ¡A LA MESA!, ir a un restaurante de estrella Michelín es toda una experiencia digna de vivir y por eso, tanto las chicas que me acompañaron como una servidora, recomendamos a los que nos escuchasteis vivirla por lo menos una vez en la vida. 


El trabajo duro de cada cocina que persigue la estrella (y en primer lugar satisfacer al cliente) se ve recompensado en las buenas valoraciones de todo aquel que quiera vivir y disfrutar, también de darse el placer, de comer o cenar en un restaurante de estrella.
Pero ¿todo están perfecto? 


Pues la respuesta es no. Aunque en estos lugares partimos de la base de que la excelencia está muy presente puede que algún detalle se escape o, por ejemplo, lo que para mí es un fallo para ti no lo sea y viceversa. Y de esto hablamos en este episodio del podcast de TR3S COCINA, de las “malas” experiencias o pequeños detalles no tan positivos que hemos vivido. 


¡Quédate con nosotras y pasa un buen rato mientas te tomas una cervecita o un vino blanco fresquito!




0

recetas
Los ñoquis caseros, al igual que la pasta fresca, no son difíciles de hacer aunque requieren algo de práctica y compañía. 
Compañía porque así se hace más llevadero hacer los ñoquis y práctica porque aunque son recetas sencillas, hay que conocer la técnica de cada masa. 


Un plato originario de Italia pero del que se desconoce el origen ya que son varias regiones italianas la que se atribuyen su descubrimiento. Y la verdad es que precisamente por eso, podemos encontrar numerosas recetas de ñoquis, diferentes formas y, por supuesto, numerosas salsas que acompañan este plato haciéndolo más delicioso.


Hace un tiempo te dejé en el blog una receta de ñoquis fantástica que te DEJO AQUI.

En esta ocasión, te traigo otra versión de la masa ya que solo usaremos harina y patata. Para la salsa te propongo una maravillosa y sencilla a base de butifarra, nata y vino blanco ¿Qué más se puede pedir? 

¡Vamos a ello!





da forma a los ñoquisINGREDIENTES PARA LOS ÑOQUIS

1 kg de patata roja o vieja
200 g de harina
Una pizca de sal

PARA LA SALSA 

4 butifarras (en mi caso catalanas)
1 vaso de vino blanco 
sal y pimienta
50g Grana padano 
200ml  nata para cocinar 















































1º. Cuece las patatas con la piel, para conservar sus nutrientes. Después, con cuidado de no quemarte, pélalas.

2º. Con un pasapuré o con un tenedor, chafa las patatas y agrega la harina. TIENES LA VIDEORECETA EN LAS RRSS DE TR3S COCINA

Te recomiendo que vayas añadiendo poco a poco la harina para ver la consistencia ideal. Con las proporciones que te dejo, salen unos ñoquis para mi gusto perfectos. Ligeros sin ser mazacotes. Eso es lo ideal.

3º. Rectifica de sal y pimienta y añade, si te gusta, nuez moscada. Le irá genial. 

4º. Cuando tengas lista la masa solo te queda hacer unos cilindros (como puedes ver en la video receta) y cortar con la misma medida los ñoquis. Una vez tengas este paso, solo te queda darles forma.

Lo más sencillo es hacer bolitas con cada trocito de masa y con cuidado chafarlas suavemente con el tenedor para dejar la marca. También hay un utensilio de cocina específico para ello.

5º. Pon a hervir agua y ves cocinando los ñoquis. Estarán listo cuando floten, su cocción es muy corta. Si vas a hacer una cantidad grande, te aconsejo que cocines en varias tandas para que no se te peguen o se te pasen de cocción los ñoquis.

un toque especial para tus ñoquis caseros
Este paso es opcional, pero creo que le da un toque muy especial al ñoqui. En un sartén añade dos- tres nueces de mantequilla, deja que fundan y añade el ñoqui directamente de la olla sin enjuagar (como a veces se hace con la pasta). Vamos a dorarlos con la mantequilla, se creará como una “corteza” por fuera crujiente. El toque perfecto.


PARA LA SALSA

1º. En una olla pon un par de cucharadas de AOVE y añade la butifarra sin la piel. Desmenúzala y deja que se cocine. 


2º.Añade el vino blanco, deja que evapore su alcohol y acto seguido añade la nata para cocinar. Rectifica de sal y pimienta. Cocina durante unos 5′

3º. Añade por ultimo el queso rallado y mezcla todo bien. Con cuidado ves agregando los ñoquis a la salsa y mezcla. ¡Pero con mucho cuidado de no romperlos. 


¡Y a disfrutar!

Adriana B. 

0

PODCAST
Restaurantes de Estrella Michelín ¿sí o no? 



Se abre el telón (las puertas) y el espectáculo empieza. Jefe de sala, camareros bien vestidos, impolutos y elegantes en sus movimientos sirven agua y toman nota. En la cocina, los fuegos encendidos, los platos listos y todo un equipo preparado para hacer su mejor actuación.


Así es, tal y como lo describe mi amiga Almudena en el octavo episodio del podcast de ¡A LA MESA! Una experiencia en un restaurante de estrella Michelin es como una obra de teatro. Y estoy totalmente de acuerdo.

Cada actor está perfectamente colocado en su sitio. El guión se ha ensayado una y mil veces y la directora o director dirigen con soltura y experiencia el ritmo de la obra.

Por tanto, ¿merece la pena o no pagar más de 100€ por comer en un restaurante de esta categoría? Para mí la respuesta es sí.

Quizás, mi opinión está un poco influenciada por mi propia experiencia como trabajadora (o chica en prácticas) en uno de ellos, concretamente en La Finca de Susi Díaz.

Durante un verano tuve la suerte de vivir en primera persona el backstage. Lo que nadie ve, pero donde se produce la magia que después cada cliente disfruta.

Puedo decir en primera persona que el esfuerzo y trabajo de un equipo perfectamente engranado merece la pena recompensar. Se trabaja muy duro, con producto de primera calidad y se desarrollan menús y conceptos que no se han visto antes o que se renuevan cada cierto tiempo para que el espectáculo continúe. Se prueba y se prueba hasta que el plato está listo para despertar los sentidos de quien lo degusta y dejar una huella imborrable. Suena poético ¿verdad? pues es la realidad.

La guía Michelin nació con el fin de promover y promocionar la industria automovilista en Francia en 1900. En ella se incluían con timidez restaurantes de hoteles donde hospedarse durante tu viaje, pero pronto se dieron cuenta de que esta sección generaba mucho interés. Incluyeron con los años también restaurantes y poco a poco la Guía Michelin fue siendo referente en este sentido.


Aparecieron las estrellas para catalogar dichos restaurantes y los inspectores secretos y con ello, todos esos rumores sobre el desempeño de su trabajo. Son expertos en gastronomía, sí. Pero no dejan los cubiertos caer y no comen gratis.

Pero volviendo al quit de la cuestión, comer o no en restaurantes de estrella es toda una experiencia que te recomiendo por lo menos alguna vez en la vida. Aunque claro está siempre que el bolsillo nos lo permita, porque, aunque reconozco que es un dinero bien pagado, no todo el mundo puede permitirse esta vivencia tan extraordinaria y que he tenido la suerte de experimentar en más de una ocasión.

Y de esto hablamos precisamente en este nuevo episodio de ¡A LA MESA! Me he reunido con mis amigas, sí. Para charlar y debatir sobre este tema y conocer su opinión. Os invitamos, entonces, a que paséis un buen rato con nosotras.

Gracias por acompañarme un jueves más, estaría muy agradecida si te suscribes al programa y dejas tu like.

Nos vemos

Adriana B.




0

recetas
¿Unas brochetas asiáticas? Sí, por favor 🙂 


No tengo remedio. ¡Me pierde la salsa hoisin! y las cinco especias chinas no se quedan atrás. Son super aromáticas, transformando recetas sencillas en platos muy especiales como el pato del menú temático de Halloween ¿Te acuerdas?

Pero no solo combinan con carne. El salmón también queda riquísimo con estas especias e incluso con la salsa hoisin. En casa lo preparo al vapor y embadurno la pieza con la salsa. Luego, como te decía, lo cocino al vapor en mi vaporera de bambú y lo acompaño de un arroz blanco o de unos tallarines. ¡Nos encanta!

La salsa hosin la puedes encontrar fácilmente en supermercados como Carrefour y las cinco especias chinas en supermercados especializados en productos asiáticos. 


INGREDIENTES para 16-18 piezas (dependiendo del tamaño) 


250g de carne picada mixta: cerdo y ternera. Puedes poner solo ternera o cerdo e incluso sustituirlo por carne picada de pollo. 
1 zanahoria pequeña
1 huevo 
1 diente de ajo
1 cebolleta tierna 
1 cda. de las cinco especias chinas
1/2 cda. de aceite de sésamo
Un puñado de panko o pan rallado. 
Salsa hoisin 



RECORDARTE QUE TIENES LA VIDEORECETA EN LAS RRSS DE TR3S COCINA 

1º. En un bol añade: la carne picada, la zanahoria rallada, la cebolla y el diente de ajo bien picados, las cinco especias chinas, el aceite de sésamo, el panko y el huevo. 

Mezcla todo bien hasta que se queden todos los ingredientes bien integrados y deja reposar en nevera unos 15′. 

2º. Haz bolitas no muy grandes, como las albóndigas, y ves pinchándolas en los palitos para brochetas. Tres por cada palo. 

3º. En una sartén, plancha o barbacoa cocina las brochetas. Cuando veas que cogen color, embadúrnalas con ayuda de un pincel de la salsa hoisin. 

4º. Prepara un arroz blanco para acompañar. Cuando las brochetas estén listas ¡a comer!

¡Disfruta de estas ricas brochetas con toque asiático!

Adriana B.

0

PODCAST

 

BARCELONA: DOS RECOMENDACIONES IMPRESCINDIBLES 



¡Bienvenido junio! Y bienvenid@s al episodio 7 de ¡ A LA MESA! el podcast de TR3S COCINA. Estoy muy contenta de compartir con vosotr@s las dos recomendaciones que os traigo hoy (porque vendrán muchas más) ya que normalmente me cuesta mucho encontrar lugares de comida, vamos a decir española, que me encanten. Y es que como sabéis me pierde lo asiático y exótico y me cuesta salir de ahí. 


Por eso me emociona hablar del O’ retorniño y del Collonut. Dos espacios muy diferentes pero con un denominador común: el producto. 



O’ RETORNIÑO. Un pedacito de Galicia en la ciudad de Barcelona 


Un lugar de los de antes, nada moderno en cuanto a decoración se refiere, pero suficientemente cómodo para comer o cenar de manera agradable.

El ambiente me recuerda más a un bar que a un restaurante por la barra que tienen desde la que te sirven las croquetas y la ensaladilla, entre otros platillos, y por el ajetreo que se mueve cuando el espacio está a tope, como suele ser los fines desde semana.

Aprovecho para decirte que, si estás pensando en ir, llames para reservar porque siempre está lleno. Entre semana al medio día suelen tener más tranquilidad.

Pero centrándonos en la comida, el gallego (como le decimos en casa) os lo recomiendo por dos platos en concreto.

Por un lado, sus almejas a la marinera. Pienso en ellas y literalmente salivo. Unas almejas bien cocinadas en una salsa exquisita, súper sabrosas pero equilibrada donde percibes el perejil, la almendra picada, el tomate… Una salsa de las de toma pan y moja y no poder parar.

Y por otro, su pulpo a la gallega. Uno de sus top y que puedes ver en cada mesa del restaurante que además llama la atención por el volumen de la ración. Ojo con esto. Son bastante generosas.  Un pulpo perfectamente cocinado, meloso y tierno aliñado con sal gorda, pimentón y aceite y como no podía ser de otra manera, acompañado de unos cachelos, la patata cocida. ¡Delicioso!

Otra opción también muy acertada son sus buñuelos de bacalao. Muy correctos, con un relleno cremoso, con sabor a bacalao y un rebozado sin excesos de aceite. Al igual que sus croquetas, pero teniendo en cuenta la carta que tienen tan amplia no las pediría a no ser que seas de los fieles amantes de este alimento que no puedan faltar en tu mesa.

Como te decía, el gallego cuenta con una carta más larga que corta donde encontramos tanto carnes como mariscos y pescados. También arroces y postres.

Tengo que reconocer llegados a este punto que lo único de carne que he privado de este sitio es el lacón, aunque me consta que las hacen muy ricas también. Como amante del marisco, siempre que voy mis opciones se limitan a la carta de frutos del mar (traducción literal del francés que siempre me ha encantado.

Un lacón a la gallega, que sirven con cachelos, con su sal gorda, pimentón y aceite, pero yo siempre que voy las pido con pimientos del padrón ¡riquísimos también!

Si vas, verás seguro alguna mariscada puesta en una bandeja de aluminio que se te irán los ojos detrás si eres amante del marisco. No están nada mal, ya que te incluye un buen variado: gambas, navajas, almejas, mejillones, cigalas… hechos a la plancha y con su toque de perejil, aceite y ajo (si no recuerdo mal) todo un festín listo para degustar.

La relación calidad precio me parece razonable, aunque en el caso del pulpo se dispara un poquito ya que encontramos la ración a 35€. Teniendo la opción de pedir medias raciones e incluso cuartas. Y digo razonable teniendo en cuenta que las raciones son generosas y que hablamos de marisco y carnes de calidad, productos que no son precisamente baratos.

El precio medio por persona es de 20-25€ con postre y bebida incluida. Que, precisamente con respecto al postre, te recomiendo la tarta de Santiago, mu esponjosa, equilibrada y perfecta para terminar y en cuanto al vino, me gusta mucho un turbio que tienen que marida perfectamente con ese pulpo y las almejas. Refrescante y suave.



EL COLLONUT. Un bar con carácter que apuesta por productos de proximidad.

Del centro de Barcelona nos vamos al barrio de Sant Andreu un bar que se inauguró en 2019, donde los barriles son mesas y las sillas altas conjuntan con una decoración nada recargada, desenfadada e industrial que queda a un segundo plano cuando entras y ves los embutidos colgando de la barra. El olfato empieza a jugar con los olores y aromas y la barriga hace palmas.

Los embutidos, quesos y conservas forman parte de una corta pero más que suficiente carta donde destacan sin duda alguna su tortilla de patata con cebolla confitada, babosilla de las que me gustan, y sus tostas de sardina ahumada con confitura de pimiento y la de panceta curada con miel. ¡sin palabras! Estas dos últimas son un súper imprescindible si os dejáis caer por allí. La panceta (que viene de Cal Rovira) es pura delicia, siempre me reservo un último trocito para el final y quedarme con ese sabor tan rico de la mezcla de la panceta con ese toque de pimienta que contrasta tan bien con la miel.  

El tartar de longaniza es impresiónate también. Una longaniza con mucho carácter, potente de sabor, con un aliño que no pasa desapercibido con un toque de mostaza y acompañado de un pan tostadito o de pan con tomate está muy muy rico. Uno de mis preferidos también.

Las croquetas que vienen de la mano de reina croqueta (del mismo propietario que el collonut) están también muy bien hechas. Cremosas, sabrosas y con un rebozado crujiente. Pero me pasa lo mismo que con el Gallego. Aunque están muy ricas y te comerías 10 ¡jajaj! Después de haber probado otras cosas de la carta creo que no las volvería a pedir, o al menos una por cabeza para quitarme el mono de croqueta.

Las albóndigas de sepia, el tomate con ventresca de atún… y en general, y como te digo, todo muy rico, bien colocado y sobre todo bien pensando. Con unas sugerencias que se alejan de las típicas de un bar convirtiendo al Collount en ese bar especial, para mi casi gastrobar, al que acudir porque sabes que vas a tapear más que bien.

Quizás el plato de todos los que hemos probado que no me gustó tanto por la mezcla de sabores son las alcachofas con salsa romesco, lascas de jamón y yema de huevo. Uno de los más pedidos, curiosamente. Tengo que admitir que no soy nada fan de la salsa romesco. No le termino de coger el puntillo. Sin embargo, si te gusta esta salsa puedes probarla porque siendo objetiva la de este plato estaba bastante bien equilibrada, cremosa y al mismo tiempo suave pero sabrosa.

La próxima vez que vaya tengo pendiente el rabo de todo y las patatas bravas que son uno de sus sellos. No son las típicas bravas sino que me recuerdan a las alicantinas. Se acercan más a las patatas chips por su corte y cocción, bien fritas con su salsa por encima.

En el caso del Collunt su ingrediente secreto es la ñora ¡así que la próxima vez que vaya si o si las pediré. Os mantendré informados!

El precio medio por persona ronda los 20€ incluyendo bebida. Y las cantidades, aunque no son grandes son más que suficientes para compartir entre dos y como mucho entre tres.

Destaco también el servicio, muy amable y dispuesto a aconsejarte, me atrevería a decir que con orgullo de saber que lo que están sirviendo te va a encantar. Y así es. Para mi el Collonut es un sitio a descubrir.




 ¡Gracias por acompañarme un jueves más! Nos vemos el siguiente con un debate ¿Te lo vas a perder?

Adriana B. 

0

PODCAST
Los detalles en una mesa marcan la diferencia

Desde siempre he sido muy detallista. Me gusta fijarme en cada rincón, en los colores y las formas de los espacios. En cómo estas puestas las mesas, como son las vajillas, los emplatados… Pero, sobre todo, me gusta ser detallista con la gente de mi entorno.

Es algo que disfruto mucho y que he llevado a TR3S COCINA desde el principio. Mi implicación y dedicación con cada evento o en cada taller es cuidado y minucioso. 

Me recreo en los detalles porque considero al 100% que marcan la diferencia en cada experiencia que ofrezco y, de alguna manera, esto es lo que busco cuando soy yo la que disfruto de alguna experiencia gastronómica.

Y no hablamos de encontrar cosas espectaculares sino de encontrar cariño y dedicación de la buena por parte de las personas que llevan a cabo dichas experiencias, porque, al final, soy de las que piensa que estos pequeños detalles son los que harán que vuelva o no, o que recomiendo o no un lugar. 

En esta ocasión, hablamos en el episodio 6 de ¡A LA MESA! de la importancia de los detalles que ponemos encima 
de una mesa pero también de aquellos que no percibimos a simple vista, como la música o la atención que recibimos. 

Además, os daré algunas ideas para que seáis los anfitriones perfectos. Pero para ello, tienes que escuchar el programa completo que te dejo a continuación. 

Y te pediré, si te apetece, que te suscribas a ¡A LA MESA! para que pueda seguir creciendo y ofreciendo este contenido que tanto me gusta.

¡Nos vemos!

0