Cocina

Batch Cooking: una moda culinaria muy práctica

Con Batch cooking, comer de tupper y bien se puede.

Cocinar diariamente y estar pensando durante toda la semana qué comer es, hasta para los más “cocinitas”, una tarea rutinaria agotadora.  Y no solo cocinar, sino también tener en cuenta el tiempo de recoger la cocina… ¿Estresante verdad? 

Desde hace un tiempo en redes sociales y YouTube podemos encontrar numerosas cuentas, vídeos e información acerca del batch cooking (o meal prep), esta “moda” de preparar el menú semanal y cocinarlo durante medio día con el objetivo de ahorrar tiempo y comer de manera más saludable

¿Cómo funciona el Batch cooking?


Aunque es cierto que desde hace años en casa siempre seguimos un menú semanal e incluso hemos dedicado un día de la semana para preparar platos, nunca había seguido este sistema que sin duda simplifica mucho el cocinado y, desde mi experiencia y punto de vista,
es muy práctico. Sobre todo, si no perteneces al grupo de los que tienen la suerte de contar con los tupper de mamá y papá. 

1º. Planteamiento del menú. 

El batch cooking empieza con el planteamiento de un menú equilibrado donde se incluyen todos los grupos de alimentos

El objetivo es comer bien. 

Éste puede ser sencillo o un poco más elaborado, en cualquier caso, la clave es una buena organización. Además, te recomiendo que lo adaptes a tus necesidades. Por ejemplo, si tienes que llevarte el tupper al trabajo y sabes que no tienes microondas, plantea platos que no necesites calentarse o platos que se pueden tomar templados. Dejando así las recetas calientes para las cenas. Parece una tontería, pero a veces no caemos en estos detalles y terminamos comiendo siempre las mismas ensaladas… ¡Pero hay más opciones!

Otra de las claves del batch cooking es reutilizar más de un ingrediente. Esto quiere decir, que a la hora de elaborar el menú y con la finalidad de ahorrar tiempo, busquemos ingredientes que podemos utilizar en diferentes platos, diferentes días. Y este es el punto que ha marcado la diferencia entre el tipo de preparación y de menú que hacía antes y el de ahora. 

Por ejemplo, utiliza la calabaza para hacerla asada. Divídela y utiliza la mitad para una ensalada tibia de cuscús y la otra mitad para hacer una rica crema de otoño. 

Por último, dentro de esta etapa de planificación del menú, ten en cuenta qué platos se pueden congelar y qué ingredientes aguantan más tiempo en la nevera. 

Aunque parece un trabajo complicado, este tiempo que inviertes luego se convertirá en tiempo que ahorras para dedicarlo a otras cosas o actividades más divertidas. 


 

2º. Cocinado. Una buena estrategia en la cocina será esencial.

Antes de empezar, en TR3S Cocina te recomendamos que eches un vistazo al estado de tus tuppers o recipientes donde vas a guardar toda la comida. Es muy importante que éstos estén en buen estado ya que la buena conservación de los alimentos o platos cocinados hará que realmente el batch cooking sea útil y práctico.

Cuando tengas tu menú listo y tus ingredientes comprados, solo te queda organizarte bien y ¡cocinar!

    •  Empieza por los alimentos que tengan un tiempo de cocción más largo.
  •  
    • Aprovecha el horno. No solo es una manera de cocinar saludable, sino que además te permitirá tener la base de varios platos preparada a la vez. Por ejemplo, puedes poner en una bandeja verduras de temporada para asar y en otra carne.
  •  
    • Legumbres: si quieres ahorrar aún más tiempo, cómpralas ya cocidas.
  •  
    • Cuando prepares verduras o ensaladas NO LAS ALIÑES. Deja cortadas las verduras simplemente a falta de sazonarlas cuando las vayas a consumir. Esto hará que no se estropeen y duren más tiempo.
  •  
    • No te olvides de incluir el desayuno, es una de las comidas más importantes del día ☺
  •  
    • Envasa bien los platos. Utiliza recipientes con tapa hermética o bolsas de silicona con cierre para garantizar la conservación.

Ahorro de tiempo y dinero.

Una vez tienes todo listo, solo te queda guardar todo en la nevera e ir sacando los tupper en función del plato que toque cada día. Verás que no todos los platos están cocinados completamente, puede que te falte cortar algún ingrediente o hacerlo en el momento. En cualquier caso, te llevará pocos minutos. 

La duración del batch cooking es de 2-3 horas más el tiempo de recogida, pero el resto de la semana te olvidarás de estar pendiente de qué comer y de cocinar. 

Además, si eres fiel a la lista de la compra el ahorro también se notará en tu bolsillo. Cuando solo compramos lo que necesitamos y nos ceñimos a un menú semanal ahorramos también en la compra. 

Si te interesa este sistema, estate atent@ ya que estoy trabajando un MENÚ SEMANAL DE COMIDAS Y CENAS DE BATCH COOKING. Si te gusta la idea y te apetece probar conmigo un menú semanal diferente no dudes en hacérmelo saber en comentarios. Estaré encantada de leerte ☺ 

¡Nos vemos en la próxima entrada!

Adriana B.