fbpx

Your address will show here +12 34 56 78
Crítica gastronómica
Un restaurante en Alicante para disfrutar de sabores asiático-mexicanos


Encontrar gente ilusionada y con proyectos reales en restauración en ocasiones es complicado. Las jornadas son largas, el trabajo intenso durante el servicio, sin olvidar las horas previas de producción. ¿Y en verano? todo un desafío con este calor.

Pero Wasamole es de esos sitios donde se respira pasión nada más entrar y esto, en un primer momento, es gracias a la jefa de sala, Nuria.

Wasamole es un espacio poco recargado, con la personalidad de sus papeles pintados y el nombre del restaurante a modo de grafiti en una de las paredes.

Pequeñas pistas que describen el carácter de lo que a continuación vas a degustar. Una cocina fusión asiática-mexicana donde Andrés (cocinero y socio) ha incluido en su carta actual con un estilo Street Food algún producto de Alicante. Y para muestra, su NEM DE BLANQUET.



Un bocado delicioso relleno de este embutido tradicional de la terreta, crujiente por el papel de arroz frito y fresco por la hoja de shiso. Una armonía de sabores que te alejan del clásico rollito. 4€ la unidad.

Con ganas de probar prácticamente toda la carta, algo imposible de una sentada, seguí las recomendaciones de Nuria. De manera muy acertada nos aconsejó (y explicó detalladamente) un total de 4 platillos más el postre, para 2 personas. 

Con muchas ganas de hincarle el diente, empezamos con uno de sus clásicos: el sashimi de atún marinado picante, acompañado de pepino encurtido y pequeños trocitos de papaya. Quizás el plato menos sorprendente comparándolo con el resto aunque convencida de que mi valoración se ve ensombrecida por el registro que ya tengo de estos sabores. Igualmente debo de reconocer que el equilibrio del picante era perfecto para no esconder el sabor del atún rojo.

Seguimos con el nem de blanquet, que sí fue una sorpresa. De nuevo el registro en mi cerebro del clásico rollito hizo que dudara por unos segundos en pedir este entrante. Pero el poder de convicción de Nuria nos llevó a incluirlo en nuestra pequeña degustación y, gracias a eso, probar otra versión de la receta más tradicional. Sin duda, uno de mis preferidos.

SUS TACOS 


Uno de los platillos que quería probar sí o sí eran sus tacos. Había estado toda la cuarentena viéndolos por Instagram y me decía a mi misa “deben de estar riquísimos”. Y efectivamente.  Con sus tortillas caseras, elaboradas con dos tipos de maíz, escogimos el taco de carrillera. Muy sabrosos y bien rellenos con su toque de cebolla encurtida y el aromático cilantro. Unidad 7,20 €. 

(Si pienso en ellos…. directamente empiezo a salivar.) 


Costilla de cerdo del restaurante Wasamole


Finalizamos con el cuarto plato, otro clásico de Wasamole: sus costillas de cerdo a la cantonesa con base de arroz (9,80€) Cocinadas a baja temperatura durante 12 horas y ahumadas al sarmiento, estas costillas fueron el colofón final. Pero si soy francamente sincera, gran parte de mi atención se la llevó el arroz, cocinado perfectamente en arrocera y sazonado con mirin y vinagre de arroz. Untuoso y en su punto junto con las salsa cantonesa, la base perfecta de estas costillas. Un plato redondo. 

Aunque no soy nada golosa y nunca pienso en terminar con un postre, de nuevo Nuria nos motivó a pedir su Terreta de tiramisú: una fusión entre el clásico tiramisú y un guiño a la cocina alicantina con esa crema de horchata.

La guinda a una comida fresca, divertida y sorprendente. Con las cantidades  correctas para poder degustar y apreciar cada plato y no terminar hasta los topes, quedándote con ganas de volver a probar otras cosas. 

Como siempre digo, la experiencia de ir a comer fuera debe ser completa. El espacio, el servicio y el menú en equilibrio para que al final decidas volver o no a un sitio. Y este, desde luego, es 100% recomendable por todo ello.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

De jueves a domingo de 14:00 a 16:00 y 21:00 a 23:00h

Precio medio por persona (incluyendo bebida y postre) 25€

Servicio para recoger en el local.

C/ José Gutiérrez Petén 5, a un paso del Mercado Central de Alicante

MÁS RECOMENDACIONES

0

Crítica gastronómica

Disfruta de un viaje sin salir de Alicante

Como ya os he comentado en alguna ocasión, tengo obsesión por la comida asiática. Me apetece todo el tiempo y mi empeño por elaborar platos lo más auténticos posibles es una de mis actividades preferidas. Por ello, no podía faltar en el blog de TR3S COCINA un post sobre los tres mejores restaurantes de cocina asiática en Alicante.

3 RESTAURANTES ASIÁTICOS QUE VALEN LA PENA

Si estás buscando un restaurante asiático en Alicante… ¡Quédate! A continuación te propongo tres recomendaciones de espacios en Alicante donde comer buen sushi, un delicioso ramen y disfrutar del sorpréndete sabor de un rico curry verde tailandés.


THAI CORNER: una auténtica delicia 

thai corner, un restaurente asiático en Alicante muy recomendableEntre bares y lugares de tapeo asoma esta esquina con olores muy distintos al de la tortilla de patata o el montadito de morcilla, pero 100% recomendable si buscas una propuesta diferente o eres fan de este tipo de comida.

Aunque el espacio es realmente pequeño, un tanto oscuro (especialmente su diminuta planta de arriba donde tienen tres mesas y no es muy confortable comer allí), la parte de abajo es mucho más “apetecible” igual que sus platos, motivo por el que irás a comer al THAI CORNER.

 Su curry verde es increíble. Esa sensación tan agradable de la leche de coco que pronto se termina con la irrupción del picante tan potente pero tan adictivo, es una de mis recomendaciones. Sin olvidarme de otra debilidad: el pad kra pao. Un rico y aromático salteado de verduras con albahaca y carne. Delicado, agridulce y picante convirtiéndolo en una de esas recetas de las que quieres más y más y que representan claramente la cocina tailandesa.

Aunque no es especialmente económico. El precio es razonable teniendo en cuenta la calidad y la cantidad de los platos.  Las raciones son correctas, sin embargo, la de los entrantes no, con precios muy elevados para lo que se ofrece.

El precio medio del que hablamos, entonces, es de 18-20€ (aproximadamente) por persona pidiendo un principal con acompañamiento de arroz y bebida.

Si quieres probar este tailandés, no te olvides de reservar. Como te digo el espacio es pequeño y siempre está completo, pero sin duda, merece la pena ir a este restaurante asiático en Alicante.




TRES RESTAURANTES ASIÁTICOS EN LA CIUDAD DE ALICANTE QUE TE ENAMORARAN POR SUS SABORES


KATANA STREET FOOD: del mercado al plato. 

ficha técnica del KATANA, street food corner
Del mercado a la mesa, literalmente. Me encanta la peculiaridad de este sitio entre puestos de verduras del Mercado Central de Alicante donde podemos encontrar uno de los mejores sushis que he probado en la ciudad, teniendo en cuenta siempre la relación calidad-precio. Por 20-25€ puedes comer bien.

El KATANA STREET FOOD ofrece una experiencia gastronómica muy callejera, sin estar en la calle, con una cocina en directo y al momento.

Su carta, no demasiado extensa, pero suficiente ofrece una fusión entre los sabores asiáticos y latinoamericanos que combinan perfectamente. Su mítica ensaladilla japonesa con atún rojo es uno de sus clásicos y una opción interesante si vas a comprar al mercado y te apetece tomarte una cerveza rápida, aunque desde mi punto de vista no es lo mejor que tienen. Cualquier plato de sushi te encantará por su calidad y equilibrio igual que la potencia de sabores de sus baos.

En este caso también admiten reserva, algo que te aconsejo que hagas ya que al tratarse de un puesto pequeñito no hay mesas adicionales, tan solo una barra. 


El principal motivo por el que irás a este puesto número 317 es precisamente por la calidad de los productos y esa manera de ponerte en la mesa sabores tan ricos. 





NATSU RAMEN: te volverás adicto.

ficha técnica del NATSU RAMEN, el mejor sitio de ramen en AlicanteEn la ciudad de Alicante, hace relativamente poco tiempo, abrió NATSU RAMEN, un lugar diferente dedicado a ofrecer ramen al más puro estilo japonés. Un local pequeño, con pocas mesas y una barra donde degustar la comida. ¿Para qué más?

Su decoración con elementos naturales y poco recargada, combina perfectamente con la música y su comida, haciendo que la experiencia sea muy satisfactoria para el cliente.  

No es un espacio especialmente confortable para alargar la sobremesa, pero este tipo de lugares no pretenden eso. La comida que se sirve en estos “bares” es rápida y la dinámica es la siguiente: pides tú ramen, lo degustas y dejas sitio para el siguiente.  

El ambiente es joven como sus cocineros y su dueño, diferente a lo que se puede encontrar en la ciudad y a lo que los alicantinos están acostumbrados.

UN CALDO RECONFORTANTE Y SABROSO 

La calidad de la comida es más que correcta. Sus fideos ramen hechos en el lugar, están deliciosos, como las diferentes variedades de sus caldos, también caseros y una de las claves para el éxito. Sin un buen caldo (cocinado a fuego lento durante 8 horas) aromático y sabroso, el ramen deja de ser ramen para ser un caldo insípido alejándose de causar cualquier sensación reconfortante, delicada y armónica en tu paladar que hace que te vuelvas adicto a esta sopa.

En cuanto a su precio, es más que razonable. Entre 9-13 euros puedes comer perfectamente y al tratarse de un bol de sopa con pasta quedarás saciado. El único inconveniente, que forma también parte de su encanto manteniendo así el sistema que se utiliza en Japón, es que no admiten reservas, tendrás que esperar en la calle.

Danos tu opinión…


¿Cuál es el mejor restaurante asiático en Alicante?

Te animo a que pruebes alguno de estos lugares y dejes en comentarios tu opinión ¡me encantará saber qué te han parecido! Nos vemos en la próxima entrada. 

Adriana B.

2

Crítica gastronómica
Dos propuestas de espacios donde encontrar tapas de calidad y diferentes.

Siempre andamos locos buscando opciones para comer o cenar. Originalidad, presentación de los platos, calidad del producto, precio… Todos queremos comer bien y disfrutar de la experiencia.

Por eso, hoy TR3S Cocina te propone dos recomendaciones de bares en Alicante. Mis preferidos para degustar tapas de calidad y diferentes a un precio, desde mi punto de vista, razonable.

Dos conceptos diferentes para que puedas elegir según tus gustos o preferencias, con una pequeña reseña de cada uno donde, sin entrar en muchísimo detalle, (ya que daría para una entrada por sitio) te podrás hacer una idea del tipo de comida que sirven y del concepto del bar.

¡Espero que te sirva!

 

La vaquería del camp d’Elx: un lugar para los aficionados al queso y al vermut

Puntuación bar la Vaquería del camp D´elx, un sitio ideal para tapear en alicanteCuando entras a La Vaquería el intenso olor a queso invade rápidamente tu olfato activando este sentido sin enterarte. Tus ojos empiezan a hacer un recorrido por los mostradores y continúan seleccionado lo que a continuación vas a degustar o a comprar.

Embutidos, quesos, salazón y platillos tradicionales calientes protagonizan su carta junto al recomendado vermut casero y una serie de productos gourmet que completan su despensa.

La vaquería es ese lugar perfecto para salir del trabajo un viernes por la tarde y pasarte a tomar ese vermut con una tablita de quesos y una ensalada de tomate, salmón ahumado, bacalao y queso fresco ¡Una de mis recomendaciones!
Pero cuidado, no te despistes con la hora, ya que no se pueden hacer reservas y el local se llena enseguida. Tendrás que esperar, aunque eso sí, con el vermut ya en la mano si lo prefieres.

El espacio reducido de la zona de degustación no es del todo confortable (hablo de la tienda de Alicante), pero te traslada sin duda a esas tabernas donde los barriles hacen de mesas y las sillas altas te invitan casi a estar de pie disfrutando de la comida y de la compañía. Forma parte de su encanto.

La relación calidad precio de sus productos hace que La Vaquería sea una de mis recomendaciones si buscas tapear con productos típicos alicantinos: tomate con pericana o capellán, patatas fritas con agritos, ensalada con salazón, embutidos… Son solo algunos de los platos que puedes pedir siempre acompañados de su pan con aceite y que terminan con una rica mistela.


Con una producción propia de quesos, La Vaquería del Camp d’Elx es una empresa familiar con una larga tradición en el saber hacer del queso que no solo lo comercializa en esta tienda de Alicante, sino que tienen otra en Elche además de vender en diferentes mercadillos.

La Vaquería D´Elx, tapas ricas en Alicante precios y carta de La Vaquería D´Elx

En definitiva, la Vaquería recrea un ambiente de los de antes, donde el ruido y el buen producto se entienden tan bien como el queso y el vino.

PRO-BAR. El buen bar: ¿la vuelta a la tortilla?

Me recomendaron este sitio hace un año y no fue hasta hace poco que por fin puede ir. Destaco indudablemente el producto con el que trabajan y la creatividad de sus tapas. Las de siempre, pero presentadas de una manera muy actual y ejecutadas perfectamente.

PRO-BAR no es el típico bar de tapas y por eso entra en mi lista de recomendaciones de espacios para comer/cenar en Alicante. Situado en Santa Faz, en este local la creatividad de la carta (no solo por los nombres de los platos) sino por la presentación de los mismos, ya es un punto diferenciador con respecto a otros bares.

PRO-BAR, uno de los mejores sitio para tapear en Alicante
El local, con una decoración muy actual, guarda con cariño algunos recuerdos del pasado otorgándole así ese punto de personalidad que se refleja en sus platos también. Un espacio muy agradable con un servicio aprobado con notable. No acepta reservas (como la Vaquería) por eso, si te animas a ir, ten en cuenta que posiblemente te toque esperar.

La carta no es de esas quilométricas llena de tapas donde al final te pierdes y no sabes qué pedir. Su propuesta es mucho más concreta, con una variedad de platos lógica y producto de temporada, por lo que su pizarra de sugerencias puede variar.

La tortilla de patatas es uno de los clásicos en los bares españoles y en éste no podía faltar. Para mí es uno de los imprescindibles del PRO-BAR. Babosa por dentro, hecha con chips que no pierden ese crujiente y terminada con una espuma de yema y unas lascas de jamón ibérico. ¡Sin palabras!

Otro de los platos a destacar es su versión de la coca amb tonyina. Un planteamiento alejado de la propuesta más clásica de este plato típico alicantino, que apuesta por una coca desestructurada sin perder su sabor.

Sus croquetas son otro de sus platos estrella. Con una bechamel muy rica y un rebozado perfecto, me falta más relleno, un poquito más de jamón. Pero en líneas generales, es un buen sitio donde degustar tapas con una vuelta muy actual y respetando mucho el producto, aunque te puedes encontrar con algún que otro clásico más internacional como su ceviche, muy recomendable si eres amante de esta comida peruana.

En cuanto a las cantidades, no son exageradas (como pasa en algunos bares), me parecen muy correctas para compartir entre dos personas, no más. Su precio acorde con su propuesta no es para ir todas las semanas sino para reservar este espacio a esos días donde te apetece un tapeo casi de restaurante.

torilla, plato estrella del PRO-BAR
PRO-BAR  Local agradable y precio razonable

En cualquiera de los dos casos, te invito a que vayas a probarlos y juzgues por ti mismo si merecen entrar o no en tu lista de recomendaciones de sitios para tapear en Alicante.

Y recuerda, ¡nos vemos el próximo jueves!

Adriana B.

0