recetas

Ceviche de gamba

Una delicia para los que buscan sabores distintos 

El ceviche es uno de los platos peruanos más conocidos fuera de sus fronteras. Aunque podemos encontrar diferentes versiones, al clásico no le falta el boniato, el cilantro, el ají y la cebolla además del ingrediente principal, normalmente la corvina. 

Pero podemos hacer esta receta con otros ingredientes como el que te traigo hoy: la gamba. Uno de los crustáceos más consumidos en la actualidad debido a la cría controlada en espacios costeros y a la posibilidad de comprarlo congelado.

Su temporada pesquera va desde mayo hasta agosto (pudiendo variar según la zona geográfica) aunque los podemos ver en los mercados durante todo el año. Un ingrediente fácil de conseguir que congenia con muchísimos otros dejando recetas muy ricas como la de hoy. 

Para cenar o para comer, el ceviche es un plato 10. ¿Te animas?




Ingredientes receta ceviche de gamba INGREDIENTES 2 PERSONAS 
12 langostinos crudos

1+ 1/2 lima

1 limón

1/2 Cebolla morada

Ají o guindilla (al gusto)

20 gr de cilantro

½ boniato pequeño   

Quicos tostados

PARA LA LECHE DE TIGRE

60 gr Caldo de pescado 

20 gr Cilantro 

25 gr. Cebolla morada

Un trozo pequeñito de merluza o corvina (si se tiene)

Ají (al gusto) 





1º. Cuece o haz al horno el boniato. En mi caso está asado, le dará un toque especial.

2º. Mientras se hace el boniato, vamos a limpiar los langostinos. Los pelamos y les quitamos el intestino. Reservamos.

3º. Para la leche de tigre. Es tan sencillo como coger todos los ingredientes que te indico y triturarlos. Cuela este triturado para que nos quede un caldo fino. No nos interesa que nos quede con grumitos.

4º. Exprime la lima y el limón en el mismo recipiente donde tienes la leche de tigre y añade también la gamba. 



TIEMPO DE MARINADO
Me arriesgo a decir que el tiempo lo marcas tú. Encontrarás recetas donde lo dejen muy poco y otras que indiquen más de una hora. Yo, particularmente, lo he tenido una hora marinando en la nevera ya que no soy muy fan de la textura de la gamba cruda. Sin embargo la del pescado me encanta.

Tradicionalmente se dejaba más tiempo marinando el pescado. Actualmente, el tiempo es mucho más corto debido a la influencia de la cultura japonesa de respetar el producto. Si te gusta la textura del pescado o la gamba más crudita déjala 10-15′ marinando. Acuérdate siempre de congelar el pescado mínimo 72 horas antes de hacer el ceviche. 

5º. Pasado el tiempo de marinado, saca de la nevera el ceviche y prueba. Es muy importante en este punto que antes de servirlo rectifiques. Si crees que necesita más cítrico, más picante, más sal… es el momento para corregir.

6º. Escoge un recipiente con un poco de fondo ya que el ceviche se come con cuchara. ¡El caldito está delicioso! En este punto añadirás (una vez emplatado el ceviche): cilantro picado, los quicos, la cebolla morada cortada en juliana fina y los trocitos de boniato. Otra opción es poner en el fondo del plato el boniato chafado a modo de puré rústico y encima montar el ceviche. Recuerda añadir la leche de tigre. 



Te propongo dos opciones. Por un lado, un plato hondo, ya que, como te digo, el jugo es una de
las partes esenciales del ceviche y con la cuchara podrás coger todo lo que tengas en el plato. 
Por otro, que cojas copas de balón o con un diámetro mayor que el de las copas de vino, por ejemplo, para que puedas coger sin problema el ceviche con la cuchara. Es importante buscar la estética de los platos pero sin perder de vista el sentido práctico. 

En cualquiera de los dos casos, la metodología es ir poniendo todos los ingredientes de forma armónica y con cuidado. Ves intercalando trocito de gamba con boniato y así poco a poco vas rellenando el plato o la copa. Después con mimo ves pone encima de los trocitos de gamba y boniato la de cebolla, el ají y el cilantro. Por último, añade el caldo con cuidado y los quicos en el último momento para que no se reblandezcan. 

Termina espolvoreando cilantro picado y ¡a comer!



Como digo en TR3S, la mesa es el punto de partida de cualquier experiencia culinaria. Por lo que vestirla con cierta gracia hará que nuestros platos luzcan aún más. Los detalles siempre cuentan.

En esta ocasión, guiándome por los colores de los ingredientes, he escogido los complementos. Tenía por casa unas conchas de colores que han quedado perfectas a juego con el mantelito. 

Las flores naturales o preservadas siempre quedan bien en la mesa. Igual que los elementos naturales como la madera. Si tienes una mesa bonita no hace falta que la cubras con un mantel puedes usar mantelitos individuales como en la imagen. Pero ya sabes, te invito a que juegues y te dejes llevar por tu imaginación. 

Si te apetece estaré encantada de ver cómo te ha quedado esta receta de ceviche de gamba. Comparte en tus RRSS tus fotos con los hashtag #lavidasecocina #cocinacontres o déjame un comentario con tu experiencia, estaré encantada de leerte 🙂

Nos vemos en la próxima receta. Adriana B. 

Emplatado ceviche de gamba