PODCAST

Restaurantes de Estrella Michelín » Ep. 8 podcast

Restaurantes de Estrella Michelín ¿sí o no? 



Se abre el telón (las puertas) y el espectáculo empieza. Jefe de sala, camareros bien vestidos, impolutos y elegantes en sus movimientos sirven agua y toman nota. En la cocina, los fuegos encendidos, los platos listos y todo un equipo preparado para hacer su mejor actuación.


Así es, tal y como lo describe mi amiga Almudena en el octavo episodio del podcast de ¡A LA MESA! Una experiencia en un restaurante de estrella Michelin es como una obra de teatro. Y estoy totalmente de acuerdo.

Cada actor está perfectamente colocado en su sitio. El guión se ha ensayado una y mil veces y la directora o director dirigen con soltura y experiencia el ritmo de la obra.

Por tanto, ¿merece la pena o no pagar más de 100€ por comer en un restaurante de esta categoría? Para mí la respuesta es sí.

Quizás, mi opinión está un poco influenciada por mi propia experiencia como trabajadora (o chica en prácticas) en uno de ellos, concretamente en La Finca de Susi Díaz.

Durante un verano tuve la suerte de vivir en primera persona el backstage. Lo que nadie ve, pero donde se produce la magia que después cada cliente disfruta.

Puedo decir en primera persona que el esfuerzo y trabajo de un equipo perfectamente engranado merece la pena recompensar. Se trabaja muy duro, con producto de primera calidad y se desarrollan menús y conceptos que no se han visto antes o que se renuevan cada cierto tiempo para que el espectáculo continúe. Se prueba y se prueba hasta que el plato está listo para despertar los sentidos de quien lo degusta y dejar una huella imborrable. Suena poético ¿verdad? pues es la realidad.

La guía Michelin nació con el fin de promover y promocionar la industria automovilista en Francia en 1900. En ella se incluían con timidez restaurantes de hoteles donde hospedarse durante tu viaje, pero pronto se dieron cuenta de que esta sección generaba mucho interés. Incluyeron con los años también restaurantes y poco a poco la Guía Michelin fue siendo referente en este sentido.


Aparecieron las estrellas para catalogar dichos restaurantes y los inspectores secretos y con ello, todos esos rumores sobre el desempeño de su trabajo. Son expertos en gastronomía, sí. Pero no dejan los cubiertos caer y no comen gratis.

Pero volviendo al quit de la cuestión, comer o no en restaurantes de estrella es toda una experiencia que te recomiendo por lo menos alguna vez en la vida. Aunque claro está siempre que el bolsillo nos lo permita, porque, aunque reconozco que es un dinero bien pagado, no todo el mundo puede permitirse esta vivencia tan extraordinaria y que he tenido la suerte de experimentar en más de una ocasión.

Y de esto hablamos precisamente en este nuevo episodio de ¡A LA MESA! Me he reunido con mis amigas, sí. Para charlar y debatir sobre este tema y conocer su opinión. Os invitamos, entonces, a que paséis un buen rato con nosotras.

Gracias por acompañarme un jueves más, estaría muy agradecida si te suscribes al programa y dejas tu like.

Nos vemos

Adriana B.