DIY

DIY: servilleteros personalizados

Los detalles siempre suman 

Para mí los detalles son muy importantes a la hora de preparar un evento, ya se pequeño o grande, con familia, amigos o con tu pareja.

Un detalle muy sencillo y rápido que siempre gusta es poner el nombre de tus invitados en la mesa. Parece una tontería, pero se agradece. Hace que la persona se sienta más integrada en la experiencia que va a disfrutar. Por eso quiero compartir contigo estos ejemplos de servilleteros que hice para uno de los eventos de Chef a domicilio .

La temática escogida para el evento fue una TEMÁTICA MARINERA. Todos los platos estaban compuestos por ingredientes del mar y, por tanto, la decoración tenía que ir acorde.

Una vez que la temática está clara, nos queda jugar y componer la mesa eligiendo los detalles y todos los complementos que la vestirán. Otra cosa a tener en cuenta es escoger los colores. En esta ocasión fue el azul marino el tono principal.

Primero de todo diseñé las tarjetitas con los nombres de cada invitado siguiendo el diseño que hicimos de minuta (otro detalle que suma).

Para completar las tarjetas, escogí flores secas que tenía por casa y espigas que recogí mientras hacía una marcha por Villajoyosa. Las vi en la ladera de la montaña que daba al mar y me pareció que quedarían genial. ¡Todo vale! Decidí hacer los nombres digitalmente pero como os enseñaré en otras entradas, no es necesario para que queden estupendas. Los tonos rosas, rojos y azules de las flores le daban a la tarjeta ese punto de color necesario. 

No me gustan las cosas iguales y simétricas, por lo que no hice todos los nombres con el mismo patrón. Algunos llevaban espigas, otros no y las flores no eran las mismas en cada nombre. Igualmente hay que tener en cuenta que, aunque sean diferentes, tiene que haber una coherencia.




MATERIALES


Cartulina blanca

Flores secas o preservadas

Espigas

Cordel negro

Cola blanca

Perforadora de papel







1º. Corta la cartulina en rectángulos del mismo tamaño (7X4 cm) En mi caso fueron ocho. Antes de nada, haz los agujeros (por donde pasarás el cordel) en la esquina superior izquierda.



Si has decidido imprimir los nombres perfectos ya los tienes. Si no, es el momento de escribirlos.

.

2º. Coloca en el margen donde has hecho el agujero los elementos: las espigas y las flores, conformando un pequeño collage SIN PEGAR NADA EN EL AGUJERO.

La idea es que se tape con estos elementos, pero no que se peguen encima, si no, no podrás pasar el cordel luego. Deja que seque bien… ¡Y ya los tienes! Solo te queda montar las servilletas.

PREPARACIÓN DE LA SERVILLETA

1º. Coge la servilleta y los cubiertos. Dóblala de manera que te quede un rectángulo y pon en el centro los cubiertos. 

2º. Corta un trozo de cordel (lo suficientemente largo para enrollar la servilleta) y pásalo por el agujero de la tarjeta. 

3º. Apóyala en los cubiertos y pasa por debajo el cordel de manera que puedas enrollar la servilleta y hacer un lacito. Aprieta un poco para que la servilleta haga como un efecto de pajarita y no se quede recta. Y así con todos los nombres. 

Espero que te haya servido de inspiración y te animes a crear tus propios servilleteros 🙂

Nos vemos en la próxima entrada 🙂 Adriana B.