recetas

Receta de Ñoquis caseros con espinacas

¿Te apuntas a preparar un súper plato de ñoquis? 

Tenía muchas ganas de probar con unos ñoquis caseros. Es un plato de origen italiano que me encanta, como la pasta, y de esos para hacer en familia. Además, son estupendos para acompañar con cualquier salsa que se te ocurra, como la que te propongo hoy de espinacas. Una verdura de temporada, llena de vitaminas y minerales, de cocción corta ideal para salteados, tortillas o salsas rápidas.

La elaboración en si es muy sencilla, pero es verdad que, si vas a hacer ñoquis para mucha gente, lo mejor es que tus invitados te ayuden para terminar antes.  Encontrarás diferentes recetas e incluso ñoquis de zanahoria, calabaza o boniato sustituyendo la patata, uno de los ingredientes principales de esta receta.

¡Vamos a ello!

INGREDIENTES

1 kg de patatas para cocer

230 g de harina

2 yemas de huevo

Sal, pimienta, nuez moscada

Mantequilla

Para la salsa

Espinacas, taquitos de jamón serrano, 2 dientes de ajo, 1 cayena, 100cl de vino blanco.





cocina ñoquis caseros

1º. Cuece las patatas con la piel, para conservar sus nutrientes. Después, con cuidado de no quemarte, pélalas.

2º. Con un pasapuré o con un tenedor, chafa las patatas y agrega la harina y las yemas de huevo. Mezcla todo bien.

Te recomiendo que vayas añadiendo poco a poco la harina para ver la consistencia ideal. Con las proporciones que te dejo, salen unos ñoquis para mi gusto perfectos. Ligeros sin ser mazacotes. Eso es lo ideal.

3º. Rectifica de sal y pimienta y añade, si te gusta, nuez moscada. Le irá genial. También puedes aromatizar la masa con otra especia seca.

4º. Cuando tengas lista la masa solo te queda hacer unos cilindros como puedes ver en la imagen y cortar con la misma medida los ñoquis. Una vez tengas este paso, solo te queda darles forma.
Lo más sencillo es hacer bolitas con cada trocito de masa y con cuidado chafarlas suavemente con el tenedor para dejar la marca. También hay un utensilio de cocina específico para ello.

5º. Pon a hervir agua y ves cocinando los ñoquis. Estarán listo cuando floten, su cocción es muy corta. Si vas a hacer una cantidad grande, te aconsejo que cocines en varias tandas para que no se te peguen o se te pasen de cocción los ñoquis.

un toque especial para tus ñoquis caseros
Este paso es opcional, pero creo que le da un toque muy especial al ñoqui. En un sartén añade dos- tres nueces de mantequilla, deja que fundan y añade el ñoqui directamente de la olla sin enjuagar (como a veces se hace con la pasta). Vamos a dorarlos con la mantequilla, se creará como una “corteza” por fuera crujiente. El toque perfecto.

PARA LA SALSA

Sencillamente, en una sartén pon a calentar dos cucharas de aceite. Añade los ajos picados y la cayena. Deja que doren e incorpora el jamón.

Cuando veas que el jamón está listo, añade el vino blanco. Deja 3’ que evapore el alcohol y agrega las espinacas sin hervir, tal cual están: crudas. Con el calor se irán cocinado. ¡Y ya la tienes! Solo te queda mezclar la salsa con los ñoquis y disfrutar de un trabajo bien hecho 🙂




sirve tus ñoquis

Este es uno de esos platos que son dignos de sacar a la mesa directamente. En una buena cocotte o bandeja bonita con un cucharón para servir en el momento delante de los comensales. ¿No te parece? 


Te propongo que dejes en la mesa algunos cuencos con queso rallado para que cada uno se pueda poner a su gusto.

Espero que te animes a hacer esta receta y la disfrutes tanto o más que yo. Nos vemos en la próxima entrada. 


Adriana B. 

receta de ñoquis lista para servir