fbpx

Your address will show here +12 34 56 78
Curiosidades


La historia de TR3S COCINA se remonta a mi vida en Francia, hará ya 7 años. ¡No me lo puedo creer! 

Me fui con 23 años (y con el que ahora es mi marido) a empezar una nueva vida en el país vecino sin saber qué pasaría, sin saber el idioma. En un coche que se rompió por el camino y una pata de jamón que tuvimos que llevar a cuestas hasta llegar a nuestro destino: Senlis, una pequeña ciudad al norte de París. Era un regalo para los tíos de mi pareja y evidentemente tenía que llegar a sus destinatarios sí o sí.

Con sus luces y sus sombras, pero siendo una experiencia vital estupenda, Francia nos ofreció cuatro años maravillosos. Y allí, en esa ciudad de cuento, nació lo que hace un año presenté de manera oficial como TR3S COCINA.

Mi inquietud por la cocina vista de una manera profesional cogió, sin duda, fuerza en aquel primer diminuto piso.

Empecé a cocinar no solo para alimentarme sino para darnos el gusto de disfrutar de la comida. 

Me empapaba de recetas día y noche, LITERAL, compaginando mis clases de francés y posteriormente mi primer empleo como fregaplatos en una franquicia de carne. Un trabajo que lejos de recordarlo como algo negativo me acercó al mundo profesional. Poco a poco empecé a elaborar las entradas y los postres ¡sin dejar de fregar, claro! Yo era feliz. Me había costado mucho encontrar un empleo. 

Probaba en mi cocina de “Pinypon” e invitábamos a toda la familia. Aunque comiéramos apretados y lasaña hecha sin horno para 10-12 personas (lo pienso ahora y digo que ¡qué valor! jajaja) ¡Pero oye, lo hacíamos! Y lo mejor de todo era ver a la gente disfrutar.

Me volcaba en cada detalle, pensaba los menús e imaginaba qué podía ofrecer para garantizar que mi familia y amigos estuvieran absolutamente cómodos. ¡Hasta me animé a preparar un menú semanal para los compañeros de trabajo de mi pareja! 

Empacaba los tupper de comida en una caja de madera y él los llevaba y los repartía. Poco a poco iba picandome más y más el gusanillo y mi ilusión era formarme en una escuela de cocina.

Los pimientos llegaron en la Rue de Beauvais 48, la segunda casa. Y con ellos, el primer boceto de blog llamado El saber hacer mediterráneo. Antes de este nombre se barajó otro: Le caprice d’ Adriana… La idea era proponer recetas mediterráneas, españolas, a los franceses que adoran nuestra gastronomía.

Y por eso los pimientos, (aunque la primera idea fue un tomate) un alimento que me transportaba a casa. Me lancé con los primeros videos que nunca vieron la luz, como el blog. Y de nuevo nuestra vida cambió. 

 



Llegó Barcelona.

De la noche a la mañana decidimos que nuestra aventura debía continuar en otro lugar. Volvíamos a España, para nuestra propia sorpresa, tras cuatro años en el país galo. Con todo, nos mudamos.

Adriana en la escuela de cocina Barcelona daba paso a otra etapa maravillosa donde pude llevar a cabo mi gran ilusión: estudiar cocina en l’ESCOLA SUPERIOR  D’HOSTELERIA DE BARCELONA.

Lo recuerdo con tanto cariño…que me emociona. Me lo pasé genial, me encantaban las clases prácticas y disfrutaba mucho más degustando todo lo cocinado tras cada sesión. ¡Nos poníamos las botas! 

Además me permitió realizar las prácticas en el restaurante La Finca de Susi Díaz. Una de mis chefs de referencia por su calidad en los emplatados, esa elegancia y creatividad sin olvidarse de esos sabores tan delicados y perfectos. 

Si me hubieran dicho años atrás, en aquella cocina diminuta donde me volvía loca con sus rectas, que realizaría las prácticas en su restaurante… no me lo creería 🙂

Pero Barcelona duró 365 días aproximadamente 🙂 La vida (queriéndolo o no) nos trajo de vuelta a nuestra ciudad natal, Alicante, después de 5 años fuera.

Pese al trabajo que cuesta empezar de cero otra vez, desde el minuto uno dije que era el momento de lanzarme.

Durante meses le dimos entre mi marido, mi hermano, y yo la forma definitiva a nuestro pequeño proyecto: TR3S COCINA,

Miguel plasmando todas mis ideas con sus diseños, mi pareja con su apoyo incondicional y yo, al pié del cañón cada día para ofrecer lo mejor de mi. 

Mi otro hermano, Carlos, le dio sin saberlo el nombre al proyecto al crear un grupo llamado TR3S, así tal cual. Con tres pimientos y mi “lema” de ¡cocina, emplata y a la mesa! me pareció la mejor elección. 


Curiosa coincidencia, lo creáis o no, porque cuando propuse los dos menús no caí en la cuenta de que todo empezó en Francia y que este jueves 7 de mayo es nuestro cumpleaños.

Con este menú temático (tendréis el menú completo en el post de mañana) que elegisteis cierro un ciclo. Con un futuro lleno de incertidumbre, TR3S estará siempre enfocado a divertiros y a hacer disfrutar a todo aquel que se deje llevar por mí, por la esencia de estos tres pimientos. Con su verde esperanza, lleno de frescura y naturalidad y su rojo pasión, fuerza y vitalidad.

Gracias por acompañarme en este pequeño relato. Es importante recordar cómo nacen los proyectos, volver a sentir la ilusión del principio y compartirlo. Detrás de una idea, siempre hay una historia que contar. 

¡Nos vemos pronto!

Adriana B. 

comienzos de TRES COCINA

0

recetas
¿Un desayuno especial o mejor de postre?

La TARTA TATIN es un gran clásico de la cocina francesa. Las hermanas Tatin le “dieron la vuelta” y convirtieron una equivocación en un espectáculo delicioso de la repostería. Sí, ¡así me permito describirla!


No soy una aficionada a los dulces, de hecho tengo que confesar que nunca pienso en el postre ni dejo hueco para el cuando salgo a comer por ahí. No soy golosa y no me gustan los postres excesivamente dulces. Los ácidos los acepto y creo que mis preferidos son los de chocolate. Por suerte para mi experiencia gastronómica mi marido y mis amigas sí se guardan sitio para el dulce y siempre termino metiendo la cuchara para probar. 


Por eso mismo (y aunque reconozco que es un error) no suelo traeros por aquí recetas dulces. En mi cabeza parece que solo hay sitio para lo salado. Pero como estamos de celebración (TR3S cumple un año) creo que esta versión individual de la tarta tatin para el MENÚ TEMÁTICO OH LA LA! es la mejor opción.

TIENES OTROS MENÚS TEMÁTICOS MUY CHULOS AQUÍ. 

No solo porque es fácil, sino porque realmente reconozco que es maravillosa y presentada de manera individual no solo queda visualmente delicada y bonita, sino que también es la cantidad perfecta si te apetece “pecar” pero no demasiado.


¡Vamos a ello! 


desayuno con mini tarta tatinINGREDIENTES MASA BRISA 

50 ml agua
150 g harina de trigo de uso común
75 g mantequilla 
4 g sal
De 3 a 7 manzanas 



Puedes sustituir esta masa por una plancha de hojaldre o masa sablé. Esta última es la misma que la brisa solo que le añadimos azúcar y yemas de huevo, por lo que esta masa es dulce. 




PARA EL CARAMELO:
200g de azúcar. Verás que hay recetas que hacen el caramelo con mantequilla. Si te decides por este ingrediente, deberás poner la misma proporción de grasa y azúcar. En mi caso, solo he puesto azúcar.

¡CUIDADO CON EL CARAMELO! Quema demasiado 🙂


PARA LAS MANZANAS

Las mejores para la receta son las golden o reineta por su jugosidad. 


En cuanto a la cantidad, dependerá de lo siguiente. Si decides hacer como yo mini tarta tatin así de pequeñitas, ten en cuenta que he utilizado un cuarto de manzana para cada tarta.

Con las cantidades de masa te saldrán fácilmente 12 tartaletas de aproximadamente 7,5 cm. El tamaño de una magdalena más o menos.

12 mini tartas = 3 manzanas


Si la quieres hacer versión grande ten en cuenta que una de las claves del éxito de esta tarta es cubrir bien el molde con la fruta y no dejar huecos entre los trozos de manzana, ordenándolos para que quede también visualmente más bonita. 


Por tanto, el número de manzanas dependerá también del tamaño de tu molde. Aproximadamente para un tamaño estándar de 18 cm de diámetro utilizaremos entre 6-7 manzanas.




. En un bol añade la harina previamente tamizada, la sal y la mantequilla cortada a trocitos.

Con las manos ves deshaciendo la mantequilla y al mismo tiempo ves integrándola con la harina. Te debe de quedar como una tierra. Todavía no hay una consistencia de masa sino que hemos formado unas migas.


2º. Cuando llegues a este punto, añade poco a poco el agua y ves mezclando todo bien.

No te centres en amasar demasiado, en esta ocasión SOLO necesitamos que los ingredientes queden bien integrados.

Forma una bola de masa que dejarás reposar envuelta en papel film durante 1 hora en la nevera. 


Este paso es crucial para que la mantequilla se vuelva firme de nuevo, compacta y así podamos estirar la masa después.


. Cuando haya pasado este tiempo, ya tienes que tener lista la mise en place para el siguiente paso: montar la tarta y hornear.


– Las manzanas cortadas en cuartos y peladas. No te olvides de quitar el corazón. 
– El azúcar medido y la sartén lista para hacer el caramelo.
– El molde preparado.
– El horno precalentando.  


. Vamos con el caramelo. Tan sencillo como poner el azúcar en una sartén a fuego no muy fuerte (no queremos que se queme) y dejar que se vaya creando el caramelo.

NO lo remuevas en círculos con una espátula, mejor no lo toques. Si ves que hay zonas que se quedan sin hacer mueve la sartén haciendo movimientos suaves.


También puedes añadir unas gotitas de agua para agilizar el proceso. 


Si optas por la opción de tarta grande decirte que puedes hacer el caramelo directamente en un recipiente para horno y que no pese demasiado para poder darle la vuelta luego sin problema. En este mismo recipiente terminarás la tarta.


5º. Pon el caramelo ligeramente atemperado en el molde o moldes (como en mi caso) y ves colocando encima los cuartos de manzana. Recuerda apretarlos y no dejar espacios en el caso de poner más de un trozo.


Para las mini tartas, tan sencillo como poner un cuarto de la manzana en cada molde. En mi caso tuve que tornear (“pulir”) un poco el trozo para que cupiera en el molde. Si los tuyos no son tan pequeñitos como los míos, puedes meter dos cuartos.

. Una vez tengamos listo este paso, saca la masa de la nevera y a estirarla con un rodillo.

No necesitas que te quede excesivamente fina. 3-4 mm será suficiente.

Cuando tengas la masa estirada, córtala respetando el tamaño del molde elegido. Si tus moldes donde vas a cocinar la tarta son individuales, utilízalo como plantilla para cortar tu masa con el tamaño perfecto.  

Yo lo he hecho en un molde de silicona que tengo para magdalenas.

. Coge tus bases ya cortadas y ves poniéndolas encima de cada trozo de manzana. Recuerda que la tarta tatin se cocina al revés. La base de la tarta la ponemos encima del relleno.

Si es tu primera vez, verás que es una tarta sencilla y que queda realmente deliciosa. 

8º. Una vez tengas cubiertas tus mini tartas, vamos a hornear a 180º C aproximadamente 15 minutos. Ten en cuenta el tamaño de tus tartas. En mi caso, al ser tan pequeñitas han tardado ese tiempo.

Si te decides por una tarta grande el tiempo de cocción evidentemente cambia a 1 hora aproximadamente. Dependerá también de la potencia de tu horno.

 

9º.  Pasado el tiempo, sácalas del horno y deja que se atemperen. ¡No le des la vuelta enseguida!

Escoge tu plato donde vas a colocar las tartitas y con mucho cuidado, el caramelo estará líquido y puede chorrear, ves dándoles la vuelta.

La tarta tatin se suele acompañar con nata montada casera o helado de vainilla. Yo he preferido optar por yogur griego. No la endulza tanto y desde mi punto de vista la hace más ligera. ¡Pero tú eliges!

 

La tarta tatin se caracteriza porque la manzana queda totalmente jugosa por dentro. Debemos intentar controlar el tiempo en el horno para que no se nos pase de cocción. No estamos buscando una compota de manzana. Queremos notar la pieza cuando demos un bocado, pero sin que esté “cruda”.

Cuando veas que se acerca el tiempo estimado de horneado y que tu masa está doradita, puedes meter un cuchillo por un lateral para intentar pinchar la manzana. Podrás percibir más o menos si está en el punto adecuado.

Te vuelvo a hacer la pregunta, ¿para desayunar o de postre? 🙂 O ¿qué tal como regalo cuando vayas a casa de alguien como invitado?

En cualquier caso, espero que disfrutes de este bocado tan dulce. ¡Nos vemos pronto!

Adriana B.



bocadito de tarta tatin, la tarta de manzana francesa

Mini tarta tatin casera
¿Un rico desayuno con mini tarta tatin?

0