fbpx

Your address will show here +12 34 56 78
recetas

¿Has probado alguna vez el calabacín crudo?


Para este jueves te propongo una receta muy fresca y fácil. A partir de ahora llegan los días de calor y se hace complicado entrar en la cocina y encender el horno y los fuegos. 

Por eso trataré de ofrecer recetas fáciles, fresquitas pero resultonas para que sorprendas a tus invitados o a ti mism@. ¡La comida entra por los ojos! 

Platos diferentes para que no tengamos la sensación de estar comiendo todo el tiempo lo mismo. Y una de esas recetas RESULTONAS ideales para una cena ligera o como entrante/aperitivo saludable es  este carpaccio de calabacín con el queso italiano grana padano y una vinagreta de mostaza antigua estupenda.

¿Empezamos?

Carpaccio de calabacín



Ingredientes para 2pers.

1 calabacín mediano

Lascas de Grana Padano. Puedes sustituir por otros quesos como: queso de cabra, parmesano, fresco.

1 cdta. de mostaza antigua

2 cdta. de miel

6 cda. de aceite

1 cda. de vinagre balsámico

Sal y pimienta

Un puñadito de pasas. 







Este es uno de esos platos que te recomiendo hacer en el momento para consumirlo después. 

1º. Corta el calabacín por la mitad, lávalo y no le quites la piel. Con la ayuda de un pelador, ves haciendo tiras, como si estuvieras pelándolo, y ves reservándolas en un plato. 

2º. Para la vinagreta:

En un bote con tapa añade: el aceite, la miel, la mostaza y el vinagre. Agita enérgicamente  para emulsionar la vinagreta. De esta manera se hace muy rápido y si te sobra la puedes conservar en el mismo bote para otras ensaladas. 

Si no tienes un recipiente para hacerlo así, puedes emulsionarla con la ayuda de una varilla. Ves “batiendo” hasta que veas que todos los ingredientes han quedado ligados. Reserva para el emplatado. 







La receta tiene dos pasos muy sencillos por lo que creo que parte del éxito del plato es cómo lo presentemos.

En esta ocasión me apetece crear un emplatado delicado y elegante de manera que cuando lo veamos nos capte de inmediato.


He apostado por  un plato de un color neutro. No llega a ser hondo pero tampoco es llano. Visualicé inmediatamente la manera de presentar este calabacín cuando abrí el armario donde guardo la vajilla. 


Muchas veces las vajillas nos dan las pistas sobre cómo presentar la comida. Pero como siempre digo, no solo hay que buscar la estética porque sí, sino pensar si lo que vamos a hacer tiene sentido, es práctico a la hora de degustar. 


¡Sigamos! 

Pincela las tiras de calabacín con la vinagreta para asegurarse de que todas las piezas queden bien aliñadas. Una vez tengas este paso, enrolla cada tira y colócala en el plato que hayas elegido. No pasa nada si son de diferentes alturas. Buscamos también esto. 

Con cuidado y con la ayuda de una cuchara pequeña ves añadiendo vinagreta por encima de los rollitos de calabacín.

Coloca las pasas con mimo y, por último,las lascas de queso. 

¡Y ya lo tenemos! Tan sencillo y tan bonito ¿no te parece? 

¡Anímate y comparte conmigo tu experiencia, estaré encantada de ver tu emplatado!

Nos vemos pronto.

Adriana B.


Carpaccio de calabacín

Carpaccio de calabacín, una idea para los días de calor


0

Curiosidades
¿Reutilizas las sobras que se generan en tu cocina?
¿O prefieres desecharlas?

Este jueves os invito de nuevo a compartir conmigo una pequeña reflexión sobre la cocina de aprovechamiento. 

En casa de mi madre nunca se ha tirado nada. Siempre se ha aprovechado cualquier resto de comida y recuerdo muy fácilmente cuando le preguntaba qué hay de comer y me contestaba “sobras”. No me hacía ninguna gracia.

Viéndolo ahora con perspectiva y teniendo unos cuantos años más, me parece la opción más correcta y responsable. Pero sí es cierto que el enfoque puede ser distinto. Podemos ir más allá y reinventar esas sobras creando platos diferentes que nos alejen de la sensación de estar comiendo lo mismo durante x días. Tranquil@s, no estoy descubriendo nada nuevo. Nuestras abuelas ya lo hacían.

La cocina de aprovechamiento 

Es, sencillamente, aquella que saca provecho de los alimentos que ya tenemos en la despensa o en la nevera. Pero cuando hablamos de sacar partido, estamos englobando no solo esos restos de comida ya cocinados, sino que incluimos también, pieles, cáscaras y partes menos nobles o restos de ingredientes.

Hoy en día tenemos muchísimas recetas de aprovechamiento, pero las mejores son las que podemos ingeniar nosotros en casa. Precisamente por ello, y como consecuencia del “retiro” (utilizo esta palabra como sustituta de confinamiento) de estas semanas y desde el compromiso que adquirí de evitar acudir a los supermercados como lo haría habitualmente, decidí proponer recetas con lo que ya tenía. Alargando la salida al mercado en quincenas. Sí, sí se puede si te planificas bien.

Las podéis ver pinchando AQUÍ.

Pero ¿por qué probarlo?

Funcionar de esta manera no solo despierta tu creatividad. ¡No te queda otra! Dale la vuelta a la tortilla e improvisa. No por no tener un ingrediente de una receta podemos abandonarla, tenemos la oportunidad de versionarla.

Aprendes a consumir de manera más responsable, controlando (aunque parezca mentira) la economía familiar, ya que no acudimos en exceso al mercado.

Revisar con frecuencia la despensa y la nevera es un ejercicio estupendo para saber qué necesitamos de verdad. Muchas veces acudimos al súper pensando que no tenemos garbanzos y sí, solo que estaban escondidos. ¿Y el congelador? No te olvides de él. ¡Cuídalo también!

Respeta el medio ambiente precisamente por lo mismo, no generamos tanto residuo.

 

Trash Cooking

Nace, así, un nuevo termino mucho más comercial y llamativo que se traduce del inglés como “cocinando basura”.




Receta sencilla: 2 manzanas, 1 patata, 1 puerro, mantequilla o aceite, sal y pimienta.

En primer lugar, pela las verduras y la fruta. NO TIRES LAS PIELES. Lávalas bien y rehógalas en blanco (sin que lleguen a dorarse demasiado) en una olla con un chorrito de aceite de oliva.

Cúbrelas de agua y haz un el caldo con el que coceremos luego las verduras. Deja cocinar 20’ a fuego medio.

En otra olla (o en la misma cuando ya tengas el caldo listo) Trocea el puerro, la patata y las manzanas. Dóralas con un poquito de aceite y cubre con el caldo que hemos hecho. Deja que se cocinen las verduras 30’ y tritura todo. En este punto puedes añadir un chorrito de nata o leche si te gusta. Rectifica de sal y pimienta y ¡tienes lista una vichyssoise de manzana lista!


Los sofritos, los caldos como el que te acabo de proponer, rellenos de canelones o verduras con carnes o pescados en salsa, asados, etc, cremas… son platos ideales para elaborar con retales de ingredientes.

¿Y tú? ¿De qué equipo eres?

¡Nos vemos pronto!

Adriana B.

 

 

tortilla con verduras, un clásico





rissoto con espárragos





0

recetas
¡Vamos a disfrutar de estos días en casa a lo grande!

Este es un post dedicado a todo el mundo y con ello me refiero a que no importa si estás sol@ en casa (como es mi caso), con tu pareja o con tu familia. Lo importante es seguir haciendo cosas que nos entretengan por placer, con el simple motivo de disfrutar, en esta ocasión de un picnic en casa 🙂 

Por eso, hace unos días a través de Instagram te propuse un menú temático para dar la bienvenida a la primavera como se merece: ¡con un estupendo picnic!, y no uno cualquiera.

Siguiendo con mi propuesta de ofreceros recetas de aprovechamiento, conseguí sacar tres, además totalmente vegetales y que van perfectamente con el tema.

Utilicé productos de esta estación del año (que ha llegado extrañas circunstancias) creando el siguiente menú:

Mazorcas con mantequilla de ajo
Hummus de guisante
Hamburguesas de alubia roja con mayonesa de curry

 


Diviértete creando un escenario diferente en tu propia casa, donde le daremos a nuestro salón, terraza o cualquier rincón de nuestro hogar un toque muy primaveral aprovechando los recursos que tenemos. No solo vamos a cocinar, sino que vamos a crear una experiencia mucho más completa. 

¿Te vienes conmigo?


MAZORCAS CON MANTEQUILLA DE AJO

Mazorcas al horno ideales para un picnic



Empezamos con esta receta tan sencilla. 

Una mazorca por persona
1 diente de ajo o 2 (en caso de ser más de 2 mazorcas)
Sal y pimienta
30g de mantequilla.
La suficiente para “pringar” bien las mazorcas. 

1º. Precalienta el horno. También las puedes hacer en la sartén. 

2º. Derrite la mantequilla y agrega el ajo bien picado, la sal y la pimienta. Con un pincel de cocina, ves “pintando” de mantequilla las mazorcas por todos los lados. 

3º. Ponlas en una bandeja de horno y a 190º hornearlas durante 40′. Este tiempo dependerá de la potencia de tu horno. Sabremos que están listas cuando queden doradas por fuera y se vean tostaditas. 




HUMMUS DE GUISANTES


Hummus de guisante súper fácil para picnic casero

Un hummus que se hace literalmente en 5 minutos. En mi caso te propongo aceite de sésamo, ya que no tengo tahini. Si tu sí que tienes utilizarlo sin problema.  

INGREDIENTES PARA 2 PERS. 

200g Guisantes frescos o congelados.
Sal y pimienta
1 cda. de café de aceite de sésamo. CUIDADO con este ingrediente que es muy aromático. 
1/2 diente de Ajo
1/2 zumo de limón 

1º. Cuece los guisantes 5’ en agua.

2º. Tritura todos los ingredientes en un vaso batidor y rectifica de sal o de ajo e incluso del aceite de sésamo. Si te gusta una textura más fina no tan grumosa, agrega más agua de la cocción del guisante.



HAMBURGUESA DE ALUBIA ROJA 

Hamburguesa vegetariana sabrosísima

Esta receta es la estrella de este picnic. Si eres de los que le cuesta comer legumbre te recomiendo que incluyas estas hamburguesas en tu recetario habitual.

Ya sabes que necesitamos comer esta proteína vegetal varias veces a la semana, pero no solo existen los maravillosos guisos, sino que gracias a la versatilidad de este alimento podemos jugar con él y hacer más cosas. TE DEJO LA RECETA PINCHANDO AQUÍ. 



No creas que me he olvidado de esta parte. Como te he mencionado antes, vamos a crear una experiencia completa, como las que hago cuando voy a vuestras casas con el servicio de CHEF A domicilio. No solo planteamos un menú sino que preparamos el espacio teniendo muy en cuenta la temática escogida.

En este caso, tenemos como referencia la primavera, tan llena de color, por lo que no podemos dejar atrás los tonos vivos (los pasteles también nos sirven pero que sean divertidos nada de tonos neutros). Asique la primera tarea es precisamente definir qué colores nos harán de hilo conductor para el resto de la composición. En mi caso los verdes, naranjas y amarillos. 

Teniendo en cuenta estos colores vamos a buscar todos aquellos elementos decorativos con estos tonos así como una vajilla acorde a la temática. La madera, el bambú o el aluminio/hierro irán perfectos. 

¿Y ahora qué? 

Como la idea es comer en el suelo, ya que es un picnic, no te olvides de escoger alguna manta o mantel que nos haga de base. Unos cojines cómodos para sentarnos y empieza a colocar todo tal y como puedes ver en la imagen o como más te guste. 

No te olvides de los juegos de mesa y esa música de fondo que harán de este picnic en casa una experiencia genial. 

Nos vemos en la próxima entrada. 
Adriana B. 

Menú temático picnic en casa
Una propuesta deliciosa de menú temático picnic

0

recetas
Si no las tomas las dejas, pero te garantizo que este no será el caso con este plato de lentejas.

¿Has comido alguna vez un dal de lentejas? Ayer decidí sacar de la nevera y la despensa todo lo que tenía para reutilizar esos “recortes” de verdura o restos de platos y sobretodo echar un vistazo a esas conservas que al final se van quedando en el fondo del armario.

Con todo ello estuve preparando y pensado recetas para estos días con el objetivo también de reducir mis visitas al supermercado y poner a prueba mi ingenio. ¡Es muy divertido! Te lo recomiendo.

La primera receta que os dejo surge de la petición de mi amiga Almudena. Concretamente me pidió que le diera ideas para hacer con legumbre, arroz y un sofrito y directamente pensé en este dal de lentejas maravilloso.

¡Vamos a ello!



Ingredientes dal de lentejas INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

Lentejas rojas 200 grs
4 Tomate a cubos
1 Cebolla 
2 dientes de ajo 
1 Cda. de jengibre 
2 Cda. de Mantequilla
Aceite 
1 Cda. de  comino  
2 Cda. Garam masala  
1 Cda. Curcuma 
Sal 
Agua 500 ml
Cilantro 1 manojo
Yogur natural 









En el caso del TOMATE FRITO: lo ideal es hacer esta receta con tomates naturales, pero yo no tenía en casa asique he utilizado medio bote que me quedaba en la nevera de un tomate frito casero de súper.

En el caso de las LENTEJAS: las ideales son esas pequeñitas de color naranja cuya cocción es muy corta ya que no tienen la “piel” que las cubre y son más digestivas. Pero en mi caso (y seguramente en el vuestro) no las tenía por casa. Igualmente lo podéis hacer con las de bote. Os saltareis el paso de cocinarlas y las agregamos al sofrito en el último momento.

En el caso de las ESPECIAS: no te apures si no tienes las de la receta. Puedes hacer tu propia mezcla. La canela, la nuez moscada le irán fenomenal. Yo, por ejemplo, al no tener guindilla o chile he puesto cayena. Se trata de usar el ingenio.





Para las lentejas 


Tendrás que poner a remojo las lentejas antes de cocinarlas. ¿Y cuánto tiempo? Mínimo 4 horas, máximo 12. 

El tiempo de cocción es aproximadamente 40′ quizás un poco más. 

En mi caso, las cocino también con hojas de laurel, dos dientes de ajo y media cebolla. A partir de agua fría. 


Para el arroz

Pica un diente de ajo y añádelo a una sartén con un chorrito de aceite o mantequilla. Añade el arroz y rehoga 3’ a fuego fuerte. Cubre la sartén de agua, añade una pizca de sal y deja cocinar 5’ a fuego fuerte. Después baja el fuego y deja cocinar el arroz otros 5’, esto dependerá del tiempo recomendado por el fabricante.

Para el sofrito

1º. En una cazuela añade la mantequilla. Normalmente se hace con mantequilla clarificada que es muy usada por la gastronomía inda. Como por lo general en casa no tenemos, usaremos mantequilla “normal”. Deja que se funda y añade la cebolla picada y los ajos.

2º. Cuando estén dorados, agrega el jengibre y el comino. Remueve bien.

3º. Añade los tomates naturales troceados (o en su defecto el tomate frito) y rehoga bien. En el caso del tomate natural, deja que se evapore toda el agua de esta fruta e incorpora el resto de especias. Mezcla todo bien. Añade medio vaso de agua y deja que se cocine todo 5’ a fuego medio.

4º. Añade las lentejas, mezcla y a fuego suave deja que se cocine todo junto otros 5’. No tengas miedo si se te rompe demasiado la lenteja, es la idea. ¡Ya está listo!


 

Aunque estemos en casa y el plato sea para ti o para tu familia, diviértete empatando. Elije el mejor plato para esta receta e incluso podéis hacer un pequeño concurso.

El dal de lentejas se suele acompañar con arroz, como has visto, pero también se termina con un poco de yogur natural por encima y cilantro o perejil. En mi caso no tenía ninguno de estos tres ingredientes por lo que he decidido añadirle un poco de cebolleta.

Espero que te guste esta receta y le des una vuelta a las clásicas lentejas ¡que están igualmente ricas! Y no te olvides de consumir legumbre. Siempre podemos ofrecer platos defierentes para no aburrirnos y más estos días.

Mándame tus fotos estaré encantada de ver el resultado 🙂

Nos vemos pronto con otra receta de aprovechamiento.

Adriana B.

Receta de dal de lentejas, un plato que te hará viajar



Descubre el dal de lentejas

 

0

recetas
¿Te apuntas a preparar un súper plato de ñoquis? 

Tenía muchas ganas de probar con unos ñoquis caseros. Es un plato de origen italiano que me encanta, como la pasta, y de esos para hacer en familia. Además, son estupendos para acompañar con cualquier salsa que se te ocurra, como la que te propongo hoy de espinacas. Una verdura de temporada, llena de vitaminas y minerales, de cocción corta ideal para salteados, tortillas o salsas rápidas.

La elaboración en si es muy sencilla, pero es verdad que, si vas a hacer ñoquis para mucha gente, lo mejor es que tus invitados te ayuden para terminar antes.  Encontrarás diferentes recetas e incluso ñoquis de zanahoria, calabaza o boniato sustituyendo la patata, uno de los ingredientes principales de esta receta.

¡Vamos a ello!

INGREDIENTES

1 kg de patatas para cocer

230 g de harina

2 yemas de huevo

Sal, pimienta, nuez moscada

Mantequilla

Para la salsa

Espinacas, taquitos de jamón serrano, 2 dientes de ajo, 1 cayena, 100cl de vino blanco.





cocina ñoquis caseros

1º. Cuece las patatas con la piel, para conservar sus nutrientes. Después, con cuidado de no quemarte, pélalas.

2º. Con un pasapuré o con un tenedor, chafa las patatas y agrega la harina y las yemas de huevo. Mezcla todo bien.

Te recomiendo que vayas añadiendo poco a poco la harina para ver la consistencia ideal. Con las proporciones que te dejo, salen unos ñoquis para mi gusto perfectos. Ligeros sin ser mazacotes. Eso es lo ideal.

3º. Rectifica de sal y pimienta y añade, si te gusta, nuez moscada. Le irá genial. También puedes aromatizar la masa con otra especia seca.

4º. Cuando tengas lista la masa solo te queda hacer unos cilindros como puedes ver en la imagen y cortar con la misma medida los ñoquis. Una vez tengas este paso, solo te queda darles forma.
Lo más sencillo es hacer bolitas con cada trocito de masa y con cuidado chafarlas suavemente con el tenedor para dejar la marca. También hay un utensilio de cocina específico para ello.

5º. Pon a hervir agua y ves cocinando los ñoquis. Estarán listo cuando floten, su cocción es muy corta. Si vas a hacer una cantidad grande, te aconsejo que cocines en varias tandas para que no se te peguen o se te pasen de cocción los ñoquis.

un toque especial para tus ñoquis caseros
Este paso es opcional, pero creo que le da un toque muy especial al ñoqui. En un sartén añade dos- tres nueces de mantequilla, deja que fundan y añade el ñoqui directamente de la olla sin enjuagar (como a veces se hace con la pasta). Vamos a dorarlos con la mantequilla, se creará como una “corteza” por fuera crujiente. El toque perfecto.

PARA LA SALSA

Sencillamente, en una sartén pon a calentar dos cucharas de aceite. Añade los ajos picados y la cayena. Deja que doren e incorpora el jamón.

Cuando veas que el jamón está listo, añade el vino blanco. Deja 3’ que evapore el alcohol y agrega las espinacas sin hervir, tal cual están: crudas. Con el calor se irán cocinado. ¡Y ya la tienes! Solo te queda mezclar la salsa con los ñoquis y disfrutar de un trabajo bien hecho 🙂




sirve tus ñoquis

Este es uno de esos platos que son dignos de sacar a la mesa directamente. En una buena cocotte o bandeja bonita con un cucharón para servir en el momento delante de los comensales. ¿No te parece? 


Te propongo que dejes en la mesa algunos cuencos con queso rallado para que cada uno se pueda poner a su gusto.

Espero que te animes a hacer esta receta y la disfrutes tanto o más que yo. Nos vemos en la próxima entrada. 


Adriana B. 

receta de ñoquis lista para servir

0

recetas

Una propuesta de sabores tradicionales para un menú navideño

El pastel de carne es uno de los platos con más versiones que podemos encontrar en el mundo. ¿Qué receta te viene a la cabeza?

Desde el pastel de carne murciano, pasando por el cottage pie inglés o el hachís parmentier francés, hasta llegar a la receta que te traigo hoy: pastel de carne con hojaldre. ¡Resulta casi imposible elegir uno!

Mi primera propuesta de menú navideño TR3S Cocina está compuesta por:

  • Una deliciosa crema de espárragos trigueros con una galleta casera de ajo. Ideal para empezar cualquier comida o cena de navidad.

  • Seguida de una especiada carne en salsa cubierta por una masa de hojaldre, con un acompañamiento alejado de los purés de pata. Una ensalada sencilla con vinagreta de mostaza.


¿Y el postre de nuestro menú navideño? Sigue leyendo.


CREMA DE ESPÁRRAGOS


crema de espárragos con pan de ajo


Ingredientes 2-3 pers.

10-15 Espárragos trigueros

1 Patata

1 Cebolla tierna

50 ml. Vino blanco

Sal, pimienta

450 ml de Caldo de verduras/agua

100 ml. Leche

4 Champiñones

50 gr. De bacon

Aceite de oliva

Para la galleta de pan: 50 gr. de miga de pan (o pan bimbo sin corteza), 60 gr. de claras de huevo, sal, pimienta, ajo en polvo, 5 gr. de harina



cocina paso a paso el menú navideño
1º. En esta ocasión y al tratarse de una crema vamos a aprovechar todo el espárrago, por lo que vamos a empezar troceándolos.

Reserva 3 puntas de espárrago para cada persona, las utilizaremos para el emplatado final.

2º. En una olla, añade un chorro de aceite de oliva o si te gusta el punto de la mantequilla para las cremas, puedes sustituir una grasa por otra.

Añade la cebolla previamente cortada (no hace falta en trozos muy exactos y pequeños ya que luego vamos a triturar) y rehógala. Añade también los espárragos cortados y la patata pelada y cortada.

3º. Deja que se cocinen las verduras a fuego medio durante 5’ y añade el vino blanco. Sube el fuego y deja que se evapore el alcohol.

Cubre con el agua o el caldo de verduras y cocina durante 30’. Cuando veas que la patata está blandita, apaga el fuego e incorpora la nata o la leche. Mezcla bien y rectifica de sal y pimienta.

4º. Bate en un robot de cocina o batidora potente la crema y si ves que no ha quedado del todo fina, pásala por un colador para evitar encontrarnos luego posibles fibras del espárrago. Reserva.

Para la galleta

Es muy sencillo. Pon en un vaso batidor todos los ingredientes bien pesados y tritura. Tiene que quedar una mezcla muy fina sin ningún trozo de pan.

Cuando la tengas, prepara una bandeja de horno con una placa siliconada, si no tienes (como es mi caso) en papel vegetal no hay problema. La única complicación será despegar luego la galleta sin que se rompa. ¡Pero se puede!

Extiende con una espatulina la masa intentando hacerla igual de larga que el plato o bol donde vas a emplatar la crema y con un grosor muy fino.

Hornea a 130º durante 10’. Vigila el horno, ya que, dependiendo de la potencia de éste y el grosor de la galleta, el tiempo puede variar. En mi caso, verás que me quedaron con un color tostado, que no quemado. Como te he dicho, cuando vayas a sacarla del papel lleva cuidado.

galleta de ajo con verduras





PASTEL DE CARNE 

ingredientes para el pastel de carne

Ingredientes 3 pers.

2 zanahorias

1 cebolla grande

500 ml de caldo de pollo o verdura

2 tomates maduros

Laurel, tomillo fresco, pimienta, canela, nuez moscada y sal

1 vaso de vino tinto

3 dientes de ajo

Aceite

5-6 champiñones o setas

700 gr carne de ternera para guiso/estofados.


Masa de hojaldre para cubrir. La cantidad dependerá del planteamiento del emplatado. Si lo haces individual, como en mi caso, con una placa de hojaldre ha sido suficiente para 2 personas.

cocina paso a paso el menú navideño

1º. En una olla o sartén añade un buen chorrito de aceite de oliva. Añade los ajos pelados, puedes picarlos, y rehógalos para que el aceite vaya cogiendo el aroma del ajo. Incorpora la carne y, a fuego vivo, dórala. Vamos a sellarla bien, no queremos que se cueza por lo que el fuego debe estar fuerte. Vigila que no se quemen los ajos ni la carne.

2º. Cuando la tengas bien dorada, retírala y resérvala para más tarde. En la misma olla, añade la cebolla y la zanahoria bien picada en brunoise fina. Rehoga bien y deja que se cocine durante 10’ a fuego medio. Vamos a hacer un sofrito, por lo que las verduras necesitan su tiempo.

3º. Pasado este tiempo, añade las hierbas aromáticas que más te gusten y el tomate pelado y troceado. Mezcla todo bien y cocina hasta que se evapore el agua del tomate. 10’ aprox.

4º. Añade el vino tinto cocina 5’ minutos e incorpora el caldo. Al no hacerse con olla expres, el tiempo de cocción ha sido de 2 horas a fuego medio. Durante este tiempo, ves comprobando que la carne no se queda sin caldo. Si ves que le falta líquido ni dudes en añadirlo caliente, para no romper la cocción.

5º. Cuando tengas la carne lista, tan solo te queda colocarla en los recipientes y cubrir con la masa de hojaldre. Pinta con huevo la masa y hornea a 180º hasta que veas el hojaldre doradito. (15-20’ aprox)




emplata el menú navideño

Crema de espárrago.

Escoge unos tazones o bol bonitos que vayan con la gama cromático de tu mesa navideña. Agrega la crema de espárragos, teniendo en cuenta la cantidad. No hace falta llenarlos hasta arriba. No hace falta decir que la crema debe de estar bien calentita, por lo que deberás emplatar antes de servir.

Despega las galletas con cuidado y en el mismo papel vamos a ponerle los topping elegidos. En este caso, las puntas de espárrago, los champiñones y el bacon que previamente has salteado con mantequilla. De esta manera le aportamos a la crema otras texturas crujientes.

Ves colocando los topping en la galleta como puedes ver en la imagen. Cuando la tengas, es el momento de colocarla en el bol.   

Carne en salsa.

Este emplatado es tan sencillo como servir a cada persona su cocotte o si has decidido emplatarla en un recipiente grande para todos, llévalo al centro de la mesa antes de repartirlo para que tus invitados vean como ha quedado con el hojaldre.

De acompañamiento, te propongo una ensalada al “estilo francés”. Coge una lechuga hoja de roble, por ejemplo, y alíñala con una vinagreta de mostaza. Aportará ese toque fresco a un plato contundente.

¡Que aproveche!

No creas que me he olvidado del postre. ¡Tengo preparadas dos propuestas muy fáciles pero que gustarán a todo el mundo! Estate atent@ a la próxima semana. No solo tengo preparado un segundo menú navideño sino que te dejaré la receta de dos postres muy muy dulces. Mientras, puedes leer este artículo sobre manualidades navideñas para presentar tus dulces. 

Si te animas a hacer alguna de las recetas, no te olvides de compartirlas. Me encantará conocer tus impresiones.

Adriana B.

delicioso pastel de carne

presentación de menú navideño

pastel de carne

0